Grandes desarrolladores de videojuegos: Ralph Baer

Desarrollo VideojuegosProgramación

Tokio School | 22/12/2020

Ralph Baer (1922-2014) es la persona a la que le debemos, en parte, la existencia de los videojuegos. De origen judío, huyó de la Alemania nazi para refugiarse en Estados Unidos. Formado en el ejército, Baer desempeñó varios trabajos como ingeniero en el desarrollo de distintos tipos de aparatos electrónicos.

Con los años Ralph Baer acabaría trabajando en la invención y desarrollo de la primera videoconsola de la historia, la Brown Box, que más tarde se comercializaría como la Magnavox Odyssey.

¿Quieres saber más sobre uno de los grandes desarrolladores de videojuegos? Te contamos toda la trayectoria del padre y genio que está detrás de la existencia de unos aparatos que llegaron para revolucionar la industria del entretenimiento.

El padre de los videojuegos

En la década de los 60 eran muchos los americanos que ya poseían una televisión en sus hogares. Especializado como ingeniero e inventor, Baer le daba vueltas y vueltas a como se podría mejorar o cuales serían las mejores aplicaciones para este nuevo sistema de entretenimiento.

¿Se podría jugar en las televisiones? Esta e s la pregunta a la que Ralph Baer, Bill Harrison y Bill Rusch dieron respuesta entre 1967 y 1969. En ese momento, entre los tres, crearon los primeros prototipos de la primera videoconsola de la historia, la Brown Box.

La historia de las consolas comenzó con un esquema de circuitos elaborado por Baer, un pequeño boceto que alojaba una poderosa idea: los videojuegos.

Este primer dispositivo contaba con un sistema que permitía jugar a dos personas con el mismo aparato e integraba varios juegos en ella. Ralph Baer ideo un sistema de bajo coste, de fácil instalación y que permitiría a la gente jugar en la comodidad de sus salones.

En este sentido, Ralph Baer fue todo un visionario, ya que fue el primero en darse cuenta de todas las posibilidades que podría ofrecer un sistema de entretenimiento como las videoconsolas. Juegos de todo tipo, para disfrutar en compañía y en familia. Y lo supo ver mucho antes que otros, ya que sus primeros bocetos sobre la Brown Box datan de 1966.

Los primeros videojuegos

El primer videojuego desarrollador por Ralph Baer fue Chase Game, un juego muy simple en el que nos encontramos con una pantalla negra y dos puntos. Uno de ellos tenía que dedicarse a perseguir al otro.

Se trataba del primer prototipo creado para la Brown Box. Cuando se comprobó el potencial de la máquina, el presupuesto aumentó y se incorporaron más ingenieros al equipo de desarrollo y, gracias a ello, se empezaron a desarrollar más juegos para esta primera máquina.

En determinado momento de su carrera, Baer, pensó en incluir un sistema de compra de contenidos a través de los sistemas de TV por cable. Se anticipó varias décadas a plataformas como Steam o Netflix.

En este contexto, alguien propuso incorporar luz a la pantalla y un tercer elemento al juego original. Esto dio como resultado el famoso primer juego de la historia, el Pong. Con este y otros cinco juegos más, la Brown Box se transformó en la Magnavox Odyssey y se comercializó en Estados Unidos en 1972.

Este primer sistema de entretenimiento doméstico consiguió vender 100.000 unidades durante su primer año y, además de los seis jugos que venían incluidos, a través de un sistema de suscripción, contaba con la posibilidad de que te mandasen otro juego de forma completamente gratuita.

La primera pistola de luz

Ralph Baer creó la primera pistola de luz para uso doméstico en televisión, Concretamente, el primer periférico con el que contó la Magnavox Odyssey y que fue vendida con un paquete de expansión del juego Galería de Tiro.

Juegos incluidos en la Magnavox

  • Tenis de mesa. El clásico Pong que simula una partida de ping pong.
  • Esquí. Un jugador mueve un punto que representa a un esquiador de un lado a otro mientras desciende por un sendero de montaña.
  • Fútbol americano. Los jugadores usan una combinación de movimiento en pantalla, dados y cartas para simular un partido de fútbol americano.
  • Gato y ratón. Un juego de persecución de dos jugadores que se juega en una cuadrícula, con el ratón intentando regresar a su casa antes de que el gato lo atrape.
  • Casa Embrujada. Otro juego de persecución para dos jugadores en el que un detective trata de recolectar todas las cartas de pistas sin ser atrapado por un fantasma.
  • Un juego de tiro al blanco, en el que un jugador mueve un submarino a lo largo de las rutas de navegación y el otro jugador usa su lugar como torpedo.
  • Galería de tiro. Simula una galería de tiro en el que el jugador intenta disparar al punto controlado por la consola con la pistola de luz.

Abandono de la industria y otros proyectos

La Magnavox no fue exactamente la primera consola de la historia, pero si fue la primera patente de este tipo de aparato, lo cual generó mucho dinero en forma de royalties y copyright. Al fin y al cabo, se trataba del modelo en el que se basaron las primeras consolas de Sega, Nintendo y Atari. Esto generó una gran cantidad de ingresos, cercana a los 100 millones de dólares, una cifra que se ocultó a Ralph Baer hasta 2002.

Con el paso del tiempo y después de ver como todas sus ideas iban siendo descartadas, Ralph Baer acabó por abandonar la industria de los videojuegos, la industria que había ayudado a crear, para dedicarse a otro tipo de proyectos.

Ralph H. Baer, el padre de los videojuegos, falleció en 2014 a los 92 años de edad tras una vida prolífica llena de inventos.

No obstante, el trabajo de Baer no se limitó a los videojuegos, sino que también participo en otro tipo de proyectos una vez que se alejó de los videojuegos.

El juego Simón

Seguro que además de a videojuegos has jugado a otro de los inventos de Ralph Baer. Y es que, efectivamente, el alemán fue el responsable del diseño y desarrollo de Simón, un juego de memoria en el que debíamos ir apretando las secuencias que dictaba la máquina en el orden correcto.

Conviértete en desarrollador de videojuegos

Ahora ya conoces toda la trayectoria de Ralph Baer, padre de las videoconsolas y responsable de que hoy en día podamos disfrutar de los videojuegos. Uno de los padres fundadores de esta industria y un pionero al que le debemos muchas horas de entretenimiento pegados a la pantalla de un televisor.

Horas que hemos pasado disfrutando de aventuras, acción, buenas historias, pero, sobre todo, de un medio que nos apasiona. Un medio que no deja de crecer y evolucionar. Un medio que demanda nuevos profesionales todos los días. ¿Quieres ser uno de ellos?

Con el Curso Superior en Diseño de Videojuegos de Tokio podrás acceder a un mercado labora en constante transformación. Te convertirás en el profesional que realmente quieres ser. Desata todo tu talento y trabaja en lo que realmente te apasiona, trabaja como diseñador y desarrollador de videojuegos.

Recibe información gratis sin compromiso

¡Te preparamos!

Diseño de Videojuegos


También te puede interesar...