Grandes desarrolladores de videojuegos: Paco Menéndez

Diseño de videojuegos

Tokio School | 30/09/2020

Los grandes desarrolladores de videojuegos no solo están en Estados Unidos y Japón. En España también tenemos unos cuantos ejemplos de ello. Paco Menéndez era uno de ellos. Creador de dos de los juegos más importantes de la década de los 80, en este artículo te vamos a descubrir todo sobre la vida de uno de los mejores diseñadores de videojuegos nacional.

Y es que, conocer a quien te ha precedido en el mundo de los videojuegos te puede ayudar a que des ese pequeño paso que te falta para adentrarte de lleno en este mundo con nuestro curso superior de diseño de videojuegos. ¿Quieres saber más? ¡Empezamos!

 

¿Quién era Paco Menéndez?

Paco Menéndez (1965-1999) fue un programador y diseñador de videojuegos español conocido por pertenecer a la generación que integró la edad de oro del software español durante la década de los ochenta. Una figura clave para el desarrollo de la industria del videojuego en España.

Nacido en Avilés, Paco Menéndez fue uno de los primeros alumnos que tuvo la oportunidad de acudir a clases de informática cuando aun estaba en estudiando en el instituto, ya que su centro fue de los primeros en incorporar esta asignatura en el currículo académico.

Paco Menéndez se formó como ingeniero de telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Madrid, aunque empezó a programar en el instituto.

Sus primeras incursiones en el mundo de la programación fueron en BASIC en aquellas clases de informática. Unas clases en las que coincidió con Carlos Granados y Fernando Rada, junto a los que trabajaría durante muchos años.

Los tres amigos eran unos apasionados del mundo de la informática, aunque Paco Menéndez era el que más destacaba de entre ellos tres. Con solo 17 años, en la feria SIMO de Madrid, un representante de Indescomp los vio manejarse con un ordenador y les ofreció un contrato de trabajo.

 

Indescomp

Paco Menéndez, Carlos Granados y Fernando Rada entraron a formar parte de Indescom para traducir y adaptar los juegos de Spectrum y Amstrad CPC.  Sin emabargo, gracias a sus amplios concimientos, pronto empezaron a trabajar en el desarrollo de uno de los primeros juegos españoles: Fred (1983).

Un juego que se convertiría, junto a La pulga (1983) de Paco Suárez, en uno de los primeros juegos profesionales españoles que se distribuirían a nivel internacional. Un juego que fue un éxito de ventas y críticas y que encumbro a los tres diseñadores.

Fred era un juego de aventuras y plataformas en el que había que moverse por distintas mazmorras que se generaban de manera aleatoria.

No paso mucho tiempo hasta Indescomp decidió dejar los videojuegos a un lado y dedicarse exclusivamente al mundo de la venta y distribución de hardware, lo que provocó la salida de los tres amigos que decidieron marcharse y crear su propia empresa de videojuegos llamada Made in Spain.

 

Made in Spain

Paco Menéndez y sus compañeros dieron a luz uno de los juegos más recordados de la época dorada del software español: Sir Fred (1986). Un juego orientado a ser la continuación del primer juego que habían hecho para Indescomp, el enfoque de este nuevo título cambiaba de forma radical.

El resultado fue una videoaventura compleja y difícil de manejar que pocos supieron comprender. Algo que derivaba del afán de superación de uno de sus creadores, de las ganas de innovar y de la creatividad de Paco Menéndez.

Sir Fred no obtuvo demasiado éxito en un mercado que reclamaba juegos más sencillos de manejar. Aunque todo el mundo alababa su calidad técnica.

Made in Spain no cumplió a nivel económico y Carlos Granados y Fernando Rada acabaron por separarse para formar la distribuidora Zigurat. Una nueva aventura en la que Paco Menéndez, desencantado con la industria del videojuego, no quiso participar.

 

Carrera en solitario

Una vez separado de sus amigos, Paco Menéndez decidió diseñar un último videojuego. Junto con su amigo Juan Delcán se embarcó en un proyecto que resultaría ser un hito en la historia de los videojuegos: La abadía del crimen (1987), que está basado en en El nombre de la rosa, novela de Umberto Eco.

Desarrollada en solitario por Paco Menéndez, se convirtió en uno de los juegos que marcarían un antes y un después en la industria del videojuego. ¿Quieres saber por qué? ¡Pues sigue leyendo!

 

La abadía del crimen

La Abadía del Crimen se desarrollaba en escenarios de perspectiva isométrica, algo nunca visto hasta ese momento y lo más cerca que se había estado en el mundo del videojuego de las tres dimensiones. Las desobediencias leves harán bajar una barra llamada obsequium. Gastar esta barra o realizar una desobediencia grave suponían el final de la partida.

La Abadía del Crimen fue conocido por su gran dificultad y lo complejo que era. Un juego que se desarrollaba en siete días en los que el jugador tenía que compatibilizar las labores diarias del monje protagonista con su investigación de los crímenes acontecidos en la abadía.

 

Retirada de la industria del videojuego

Después del éxito de la Abadía del Crimen, Paco Menéndez decidió retirarse de la industria del videojuego porque creía que era imposible que pudiese diseñar y programar un videojuego mejor que su última obra.

Se sentía más ingeniero en telecomunicaciones (lo que estudiaba mientras trabajaba) que programador informático.

Una idea que se veía reforzada por la época que le tocó vivir: tiempos de producción muy exigentes y una tecnología limitada para lo que quería hacer. Esto se sumaba a la decepción de Paco Menéndez con una industria en la que primaba más el consumo rápido y fácil que la creatividad o las apuestas por la innovación.

 

¡Conviértete en diseñador de videojuegos!

Como has podido ver, Paco Menéndez fue uno de los grandes genios del desarrollo de videojuego en España. Una de las figuras precursoras de la edad de oro de las aventuras gráficas y una mente privilegiada en este mundo.

Por desgracia, no pudo seguir aportando más, pero ahora tú puedes ser el siguiente gran diseñador y programador de videojuegos formado en España. Sin embargo, para poder seguir los pasos de Paco Menéndez tienes que seguir formándote, así que, ¡qué mejor que hacerlo de mano de Tokio School!

En Tokio somos especialistas en la formación de profesionales para las nuevas tecnologías. ¿Quieres ser uno de ellos y triunfar en el mundo de los videojuegos? ¡Apúntate a nuestro curso superior en diseño de videojuegos! ¡No esperes más!


También te puede interesar...

¿Quieres ser un profesional del futuro?

Contáctanos para obtener información personalizada

Todas las formaciones en nuevas tecnologías en Tokio School incluyen:

Desde 1.800 €

I.V.A. incluido

  • Formación 100% online
  • Más de 150 clases telepresenciales/mes
  • Masterclass complementarias
  • Asesoramiento pedagógico
  • Formación en inglés
  • Prácticas en empresas
  • Tokio Net (alertas de empleo durante 5 años)
  • Y además 2 años para acabar tu formación

Descargar programa