Portada » Noticias » La historia de Naughty Dog: aventuras con pasión y talento
Compartir

La historia de Naughty Dog: aventuras con pasión y talento

La historia de Naughty Dog: aventuras con pasión y talento

Naughty Dog es el estudio insignia de Sony y PlayStation desde hace unos años. Responsables de Uncharted o The Last of Us, se trata de una de las desarrolladoras de videojuegos más importantes de la actualidad. Cada anuncio, cada proyecto nuevo, despierta el entusiasmo de millones de fans.

Sin embargo, se trata de una compañía con muchísimo recorrido detrás. ¿Sabías que fue fundada en 1984? En este artículo te vamos a contar todo sobre la historia de esta compañía de videojuegos.

Un estudio para el que son muchos los que quieren trabajar, profesionales especializados que buscan cumplir su sueño trabajando en una industria en constante crecimiento, ¿eres tú uno de ellos?

Sea como sea, hoy el protagonista va a ser Naughty Dog y una historia repleta de aventuras y pasión por la creación de videojuegos. ¿Nos acompañas?

 

Primeros años: fundación y primeros juegos

Eran los años 80 y el mundo de los videojuegos y la informática estaban dando sus primeros pasos. Unos jóvenes llamados Jason Rubin y Andy Gavin estaban en plena adolescencia y eran unos apasionados del medio que habían estado haciendo sus primeros experimentos con lenguajes de programación como C++ o Lisp.

Esto los llevó a que con 14 años fundasen su primera compañía bajo el nombre de Jam Software, compañía que sería la base de la futura Naughty Dog. Junto con más amigos aficionados a los videojuegos y asumiendo Jason el perfil artístico y Andy el perfil de programación, empezaron a trabajar en sus primeros juegos.

El primer juego de los dos jóvenes fue una conversión completa a PC de una recreativa de Nintendo. Por consejo del padre de uno, abogado de propiedad intelectual, nunca se llegó a comercializar.

El primer proyecto propio de Andy y Jason fue un juego educativo llamado Math Jam, donde se enseñaban matemáticas. Su siguiente proyecto se tituló Ski Crazed y fue su primer juego comercial: un simulador de ski que llegó a vender unas 1.500 copias, todo un hito para dos jóvenes de 16 años.

Con la misma distribuidora, Baudville, y aún con el nombre de Jam Software, publicaron en 1987 un juego titulado Dream Zone, que llegó a vender cerca de 10.000 unidades. Sin embargo, tanto Andy como Jason tenían más ambición y su distribuidora no publicitaba ni distribuía bien sus juegos, por lo que decidieron buscar otra.

 

Electronic Arts y el primer juego de Naughty Dog

La Electronic Arts de los 80 no era, ni de lejos, el gigante que es ahora. Con tres juegos bajo el brazo, Andy y Jason se presentaron ante ellos y EA aceptó. No solo les financió el siguiente juego, sino que les ofrecieron un 10% sobre los beneficios que se obtuviesen.

El primer juego para esta compañía fue Keef the Thief (1989), que superó los costes iniciales, pero también vendió mucho más de lo previsto. Fue el primer juego que Andy y Jason publicaron bajo el nombre de Naughty Dog. Tras este, diseñaron y programaron otro juego más para EA: Rings of Power (1991) un juego de rol para consolas que llegó a vender las 100.000 copias que se habían fabricado.

EA decidió no hacer más copias y centrarse en el juego fácil y barato de producir: Madden. Un juego de fútbol americano que Sega estaba encantada de asociar a sus consolas.

Después de su paso por EA y mientras aún seguían estudiando en sus respectivas universidades, Jason y Andy decidieron tomarse un descanso del mundo de los videojuegos. Así fue como Jason Rubin descubrió el 3D, que empezaba a despuntar y a cobrar importancia.

 

La aventura de 3DO

Tras unos años parados, un antiguo miembro de EA les ofreció volver a la industria para que diseñara y programasen un videojuego para una nueva consola que usaba como almacenamiento el CD. Sin las limitaciones y sin los problemas que habían tenido en Electronic Arts.

Esta consola se llamaba 3DO y estaba fabricada por Panasonic, Sanyo y Goldstar.

Para ella, Naughty Dog diseño Way of the Warrior, un juego de lucha que cosechó críticas negativas y tuvo muchos problemas de desarrollo, aunque sirvió para vender la consola y el propio juego por encima de lo previsto.

 

 

Después de EA y 3DO: Crash Bandicoot y Jak & Daxter

Tras su paso por EA y por 3DO, Naughty Dog se decantó por la libertad creativa que le ofrecía Universal, que en aquel momento estaba dirigida por Mark Cerny. Cerny preparó a los fundadores de Naughty Dog para que escogiesen plataforma y juego.

Justo en aquel momento, Sony estaba empezando a hacer ruido con la primera PlayStation, aunque había algo que no tenían: una mascota como Mario (Nintendo) o Sonic (Sega).

Cerny había pasado de programador y diseñador en juegos como Marble Madness, California Games o Kid Chameleon, a productor en Sonic the Hedgehog 2. Asesoró a Naughty Dog e Insomniac Games, a quienes había fichado el mismo día para Universal.

Aquí nació la idea para hacer Crash Bandicoot. A partir de ese momento, empezaron a contratar y el estudio creció: diseñaron el juego que sería una de las insignias de la primera PlayStation y se convertiría en la mascota de Sony.

 

Crash Bandicoot y el salto a la fama

Si hay un juego que haya hecho famosos a Naughty Dog ese ha sido Crash Bandicoot, que precisamente ha regresado este año con una cuarta entrega para PlayStation 4. Aunque, en este caso, no está desarrollada por los creadores originales.

Se trata de un juego de plataformas inspirado en los clásicos que sigue las aventuras de un demonio de Tasmania por distintos escenarios y distintas tramas a lo largo de los tres juegos lanzados para la primera consola de Sony.

 

Jak & Daxter

Con la aparición de PlayStation 2, había nueva tecnología, más medios y más gente trabajando en Naughty Dog, que por entonces ya se había convertido en uno de los buques insignia de Sony y su consola.

A pesar de la nostalgia hacia Crash, el equipo quería hacer algo nuevo. De las fases se pasó a mundos, de las plataformas viajaron a mecánicas de exploración y combate.

Finalmente, Jack & Daxter se publicó en 2001 y fue todo un éxito de público y ventas, dando lugar a dos continuaciones más.

 

Nuevas generaciones, nuevas historias: Uncharted y The Last of Us

Nuevas generaciones de consolas, nuevas generaciones de jugadores exigen que las compañías se reinventen. Si algo ha caracterizado la historia de Naughty Dog ha sido su capacidad para ello.

Ya comprados por Sony desde el segundo Crash Bandicoot, la empresa americana tenía que empezar a trabajar en nuevas IPs para la nueva consola de los japoneses: PlayStation 3. Así, nacieron dos nuevas sagas: Uncharted y The Last of Us, que han tenido continuación en la siguiente generación de consolas, la PlayStation 4.

 

Uncharted

Las aventuras de Nathan Drake, o el Indiana Jones de los videojuegos. Siguiendo la estela de juegos como Tomb Raider, Naughty Dog nos trajo cuatro juegos en la saga principal y un spin off: Uncharted: el legado perdido. Una saga que se centra en las aventuras de un cazador de tesoros y contrabandista con mucho carisma.

Un juego de acción y aventura que marco y definió la actualización de las bases del género.

The Last of Us

La idea era que solo hubiese un juego, que solo hubiese un The Last of Us, pero como seguro que sabes, este mismo año se ha presentado The Last of Us parte II, un juego de acción con una ambientación postapocalíptica.

Estos dos juegos van a ser recordados por los riesgos tomados a la hora de contar una historia y de cómo se relaciona su narrativa con su forma de jugar. Un desarrollo de personajes poco visto y que ha supuesto una revolución en la industria de los juegos triple A.

 

Conviértete en diseñador de videojuegos

Los videojuegos son a día de hoy una de las industrias culturales más importantes del mundo. Naughty Dog solo es uno de los múltiples estudios que se dedican a esta apasionante profesión. Una, como has podido ver, con un gran recorrido y una trayectoria impecable.

A lo mejor entrar a trabajar para Naughty Dog es complicado, pero son muchas las empresas que se dedican a crear juegos para todo tipo de públicos y soportes. Para satisfacer las necesidades del medio, para crear juegos hacen falta profesionales cualificados. Tú puedes ser uno de ellos. Solo necesitas la formación adecuada.

Con la carrera profesional de creación de videojuegos de Tokio School te aseguras de acceder a una formación de calidad y contrastada. ¡Infórmate ahora!

Solicita información gratuita.
Tokio. New Technology School
Recibe más información
Obtener toda la información
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en