La inteligencia artificial en videojuegos

Programación

Tokio School | 28/12/2020

Los videojuegos viven preocupados por ofrecer cada vez mejores gráficos, mejores experiencias y una mayor capacidad de inmersión. La inteligencia artificial en videojuegos también forma parte de los elementos que hacen que tu experiencia jugando sea más satisfactoria. Cuanto más evolucionada sea, cuanto más se parezcan sus reacciones a las de un humano, mayor inmersión se puede generar.

En este artículo veremos las características y evolución de la inteligencia artificial en videojuegos, y repasaremos alguno de los títulos que han marcado la diferencia en este aspecto fundamental de los videojuegos. A lo mejor te motivas para convertirte en un experto en IA.

¿Qué es la inteligencia artificial en videojuegos?

La inteligencia artificial es la tecnología que a través de técnicas de machine learning, aprendizaje profundo o procesamiento del lenguaje, permite a una máquina, software o sistema, aprender a analizar la información de su entorno para comportarse de una forma similar a los humanos.

Cuando hablamos de inteligencia artificial en videojuegos la podemos definir como el conjunto de técnicas que se emplean para diseñar el comportamiento de todos los Non Playable Characters (NPC), personajes no jugadores o no jugables, sean estos enemigos o aliados del jugador.

No obstante, hoy en día, esta definición se puede quedar un poco corta, ya que la aplicación de técnicas de inteligencia artificial en videojuegos va mucho más allá del mero hecho de hacer que los enemigos o aliados de los jugadores se comporte de forma mas o menos similar a como lo haría un humano. En la industria de los videojuegos la IA se emplea también para el diseño de mapeado, de niveles o incluso para la creación de juegos desde cero.

Características especiales de la IA en los videojuegos

La característica fundamental de la inteligencia artificial en videojuegos es que cumple una función lúdica, nos sirve como entretenimiento dentro del propio juego. Esto hace que sea diferente a la IA en otros campos, la IA en videojuegos no tiene una aplicación práctica en la vida real.

Esto hace que los videojuegos sean un campo ideal para experimentar con nuevas técnicas e ideas que tengan que ver con las aplicaciones de la inteligencia artificial. En el caso que nos ocupa, los avances de la IA en este medio han permitido que se puedan llegar a desarrollar juegos completos solo con los datos que maneja en el momento.

La inteligencia artificial en videojuegos es algo que ya existe desde sus inicios. Uno de los primeros ejemplos de ello es el Pong, donde el rival virtual era capaz de moverse con base en el movimiento de la bola.

El enfoque lúdico de la IA en videojuegos tiene otra característica que la hace diferente respecto a otros campos. Para medicina, para derecho, para finanzas, la IA se diseña de tal forma que sea lo más eficiente posible. Ahora imagina que en un videojuego tienes enemigos que te aciertan un disparo desde 2km de distancia. Eso elevaría mucho la dificultad de los juegos y rompería totalmente la inmersión que se pretende conseguir.

Por eso, el objetivo fundamental del desarrollo de la inteligencia artificial en videojuegos es hacer que los NPC tengan un comportamiento más humano, no más perfecto.

Evolución de la inteligencia artificial en los videojuegos

Desde los primeros juegos, desde títulos como Pong o Space Invaders, la IA en videojuegos ha evolucionado mucho. En este sentido, la década de los 90 supuso un gran empujón para ella, gracias, en parte, a la popularización de los videojuegos de estrategia en tiempo real. Juegos como Age of Empires o Starcraft, son una prueba de este tipo de avances en el campo de la inteligencia artificial en videojuegos.

En este tipo de videojuegos, los enemigos eran perfectamente capaces de diseñar tácticas y estrategias que se basaban en los movimientos del jugador. Utilizaban sus recursos de forma eficiente para poder ganar la partida y anticiparse a las decisiones que pudiese estar tomando el jugador. Asimismo, podían modular la efectividad de sus tácticas para ofrecer diferente nivel de dificultad.

Karate Champ (1984) hacía uso de la IA para otorgar diferentes personalidades a sus luchadores, mientras que First Queen (1988) fue el primer juego con NPCs que seguían al jugador.

Otro ejemplo de avances en el uso de la IA en este medio fue Metal Gear Solid (1998). En él, los soldados enemigos no solo seguían una rutina predefinida, sino que eran capaces de saltársela si escuchaban un ruido extraño o veían pisadas en la nieve, por ejemplo. También había algunos un poco más perspicaces que otros y que eran capaces de detectar al jugador cuando este se escondía en una caja.

No obstante, no solo los juegos de estrategia o de infiltración han hecho que la inteligencia artificial en videojuegos avance, también los FPS o los juegos de conducción han sido capaces de implementar mejoras para conseguir enemigos o competidores que tuviesen reacciones y comportamientos que se asemejasen mucho más al de los humanos.

Sistemas procedurales

Lo último en inteligencia artificial en videojuegos es el perfeccionamiento de los sistemas procedurales.

De las técnicas básicas de generación de hace unos años, se ha pasado a otras capaces de generar terrenos y escenarios casi infinitos. Algo que se ha implementado bien en juegos como No Man´s Sky o Spelunky, entre otros.

Se trata de técnicas de IA implementadas para crear sistemas de juego prácticamente infinitos y que se usa, sobre todo en juegos de exploración, construcción o en roguelikes para generar mazmorras aleatorias para que cada partida sea distinta.

I.A. que diseña videojuegos

Existe un campo dentro del diseño de videojuegos que se ha preocupado por intentar hacer que la IA fuese la encargada de diseñar juegos a partir de la introducción de unos parámetros determinados.

Un ejemplo de esto es la inteligencia artificial Angelina, presentada en 2011 y que fue capaz de diseñar varios videojuegos a partir solo de la información que se le proporcionaba con imágenes y textos.

Es algo en lo que los investigadores y los estudios siguen trabajando para encontrar aplicación en el diseño de videojuegos comerciales.

¡Trabaja como desarrollador de IA!

La inteligencia artificial en videojuegos es un campo de trabajo y de estudio que, como has podido ver, no para de crecer y evolucionar. Aplicaciones prácticas y sin límites para pode seguir trabajando en un campo tremendamente apasionante.

¿Te apasionan los videojuegos y te interesa todo lo que tiene que ver con la inteligencia artificial? Con el curso de Especialización en Inteligencia Artificial de Tokio podrás fórmate de la mano de especialistas y convertirte en un profesional altamente cualificado y demandado por las empresas.

¡Solicita información ahora! ¡No esperes más!


También te puede interesar...

¿Quieres ser un profesional del futuro?

Contáctanos para obtener información personalizada

Todas las formaciones en nuevas tecnologías en Tokio School incluyen:

Desde 1.800 €

I.V.A. incluido

  • Formación 100% online
  • Más de 150 clases telepresenciales/mes
  • Masterclass complementarias
  • Asesoramiento pedagógico
  • Formación en inglés
  • Prácticas en empresas
  • Tokio Net (alertas de empleo durante 5 años)
  • Y además 2 años para acabar tu formación