La inteligencia artificial en política

Programación

Tokio School | 18/12/2020

En la sociedad de la información, los datos son fundamentales y en política, imprescindibles. Los datos, las predicciones, las estimaciones ganan campañas y ayudan a realizar un mejor gobierno. Por eso, las técnicas de inteligencia artificial en política son ya una realidad, porque permiten un infinito abanico de posibilidades, ya que permiten adquirir un conocimiento profundo del entorno.

El concepto de inteligencia artificial puede plantearnos algunas preguntas interesantes cuando lo aplicamos el ámbito político, como si, por ejemplo, llegaremos algún día a un momento en el que los humanos ya no tendrán tanto peso y será la IA la que tome las decisiones basándose en datos.

Estamos lejos de llegar a ese punto, en realidad, la inteligencia artificial en política es algo que se está empezando a usar. Las técnicas de big data e IA llevan unos pocos años en este sector y todavía queda mucho por hacer y por perfeccionar. Hacen falta más expertos en inteligencia artificial que sigan ampliando los horizontes.

¿Quieres saber más? ¡Toma nota! En este artículo vamos a hablar sobre usos, beneficios y ejemplos de inteligencia artificial en política.

 

Inteligencia artificial en política

En el ámbito político se estudia la perspectiva de las personas empleando técnicas de inteligencia artificial para después tomar decisiones y elaborar discursos que puedan llegar a modificar sus puntos de vista y, de esta manera, obtener más seguidores para un determinado partido o candidato.

Algunos ejemplos de esto nos los podemos encontrar en la campaña presidencial de Barack Obama en 2012 o la de Donald Trump en 2016. En ellas, la inteligencia artificial se convirtió en una herramienta muy útil para aumentar y cambiar el voto de determinados sectores de la población.

Esta situación hace que cada vez exista un interés mayor tanto en las aplicaciones de la inteligencia artificial en política como en las posibles amenazas que esto supone para la sociedad. Los problemas respecto al uso de la IA en política se pueden afrontar desde dos perspectivas:

  • Enfoque preventivo: se prohíben ciertas aplicaciones que puedan suponer amenazas potenciales para la sociedad.
  • Innovación sin permisos: se prioriza la experimentación y la colaboración como medida predeterminada y, al mismo tiempo, se abordan los problemas a medida que surgen.

Problemas del uso de la inteligencia artificial en política

Uno de los usos más problemáticos que se le da a la inteligencia artificial en política, viene, de la generación de perfiles falsos en redes sociales, “bots” con un determinado perfil ideológico que genera información de forma sitética mediante IA.

Algunos de ellos son lo suficientemente sofisticados como para mantener conversaciones y modificar una parte de la opinión pública.

 

Tomar decisiones basadas en datos

La inteligencia artificial es una de las herramientas más poderosas para que se persiga un enfoque de toma de decisiones que se basen en datos. A partir de técnicas de aprendizaje automático, análisis predictivo, podemos conseguir una imagen precisa de las políticas públicas que se necesitan o de cómo se podrían resolver los problemas desde el liderazgo político.

Con la IA se podrán predecir ciertas vulnerabilidades en la economía que podrían generar más desempleo y se podrían tomar las decisiones apropiadas para resolverlas de antemano.

Actualmente, los avances tecnológicos brindan una enorme capacidad para analizar grandes cantidades de datos en segundos, lo que permite a quien toma las decisiones minimizar la influencia de determinados factores humanos como pueden ser las creencias, las ideas o las experiencias personales que no suelen ser extrapolables al conjunto de la sociedad.

 

Beneficios de la IA en la política

Te dejamos algunos de los posibles beneficios que podría tener un mayor uso de la inteligencia artificial en política:

  • Puede detectar instantáneamente la corrupción en el sistema
  • Con los sistemas habilitados para IA, cada candidato será analizado por su experiencia laboral pasada, registros, comportamiento, habilidades de liderazgo, lo cual puede brindar a la audiencia una mejor idea antes de votar.
  • La IA puede mejorar la productividad de un sistema mientras analiza las lagunas que este pueda tener.
  • Si la IA es implementada por organizaciones independientes, se podrían eliminar todas las noticias falsas en minutos.
  • La IA tiene el potencial de reducir el coste de cualquier campaña política.

El uso de la inteligencia artificial en política no deja fuera el poder de decisión de los humanos. Antes te comentábamos uno de los principales problemas del uso actual de la IA en el mundo de la política, pero pueden ser muchos más e irán surgiendo nuevos desafíos a medida que este tipo de sistemas se implanten como algo cotidiano.

«El mayor peligro de la inteligencia artificial es que la gente concluye demasiado pronto que la entiende». Eliezer Yudkowsky, informático teórico, experto en IA

 

Impacto de la IA en el sector público

La inteligencia artificial, la robótica o la nube sirven para mejorar su eficiencia y la productividad en el sector privado, pero, ¿cuál puede ser su impacto desde un punto de vista de políticas públicas?

En general, con un buen uso, los sistemas de inteligencia artificial pueden hacer que cualquier gobierno sea más rápido y personalizado. Estos son algunos ejemplos:

  • Educación. La IA puede ayudar a los profesores a planificar nuevas formas de enseñanza para los estudiantes con dificultades, crear cursos adicionales, leer más o simplemente obtener más tiempo para dedicarlo a actividades extracurriculares.
  • Salud. La IA puede ser útil para el cuidado de la salud, en el apoyo de decisiones clínicas, en la mejora de la atención primaria, cirugías o asistencia de enfermería virtual, entre otras aplicaciones. De hehco, ahora mismo, tenemos un ejemplo de esto en las aplicaciones desarrolladas por los gobiernos para rastrear contactos de positivos por COVID-19.
  • Economía. Como hemos comentado anteriormente, puede resultar útil para predecir determinadas situaciones en las finanzas de los países y ayudar en la toma de decisiones con anticipación.

Esto son solo algunos de los ejemplos de lo que la IA puede hacer en el sector público. Conforme las tecnologías avancen y mejoren, las aplicaciones pueden ser mucho mayores y beneficiosas. ¿quieres formar parte del progreso?

 

¡Conviértete en experto en IA!

Hemos visto como puede ayudar la inteligencia artificial en política, no solo en el posicionamiento de los candidatos, sino también en la toma de decisiones en distintos aspectos de las políticas públicas. Las máquinas absorben su conocimiento a través de los datos introducidos por los humanos, haciendo que la inteligencia humana sea insustituible en el desarrollo tanto de las máquinas como de la sociedad.

Por ese motivo, el sector de la IA está en constante expansión y necesita nutrirse de profesionales cualificados y especializados que ayuden a construir un futuro mejor para todos. ¿Quieres ser parte de ello?

Con el curso de especialización en inteligencia artificial de Tokio podrás formarte y dar tus primeros pasos en el apasionante mundo de la IA. ¡No esperes más! ¡Solicita información ahora!

Recibe información gratis sin compromiso

¡Te preparamos!

La inteligencia artificial en política


También te puede interesar...