Portada » Noticias » Grandes desarrolladores de videojuegos: Tim Schafer
Compartir

Grandes desarrolladores de videojuegos: Tim Schafer

Grandes desarrolladores de videojuegos: Tim Schafer

Si hay algo que proporciona placer, seas joven o adulto, es poder trabajar en una de tus pasiones. Cumplir un sueño y desarrollarte profesionalmente en una de tus mayores aficiones: los videojuegos. Algo que ha sido una constante en tu vida y que te ha acompañado desde que eras pequeño, que casi forma parte de tu ADN. Esta historia puede ser la tuya, pero hoy te contamos la de Tim Schafer.

Imagina la siguiente situación: eres joven y acudes a tu primera entrevista. Nervioso, comentas que eres fan de uno de los juegos de la compañía para la que quieres trabajar. Sin embargo, el nombre que mencionas es el de la versión pirata del juego original producido por ellos. Silencio. Este fue el primer paso de Tim Schafer para convertirse en uno de los grandes desarrolladores de videojuegos.

Mucho sentido del humor y poco sentido del ridículo han marcado la carrera de Schafer, haciendo de ello su seña de identidad como guionista y diseñador de videojuegos. ¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

 

Tim Schafer: icono en la época dorada de las aventuras gráficas

Como has visto, no se puede decir que los primeros pasos de Tim Schafer fuesen precisamente brillantes, ya que hizo una entrada torpe y accidentada en el mundo de los videojuegos.

Primero fue rechazado por Atari y después tuvo esa entrevista con Lucas Arts. Schafer estaba convencido de que la había pifiado en su encuentro con David Fox, así que decidió enviar su currículo en forma de aventura gráfica.

Tim Schafer quería trabajar a toda costa en Lucas Arts y su curriculum aventura gráfica convenció al equipo de desarrollo.

Schafer entró en Lucas Arts primero como tester del juego Indiana Jones y la última cruzada (1989). No tardaría mucho en hacerse hueco como guionista y, más tarde, como director creativo de alguno de los juegos más influyentes de los 90.

A lo largo de su carrera, Schafer ha participado de forma activa en más de 25 juegos.

A Schafer hay que agradecerle, sobre todo, ser uno de los desarrolladores que más hizo por las aventuras gráficas. Un género que si sigue brillando es gracias a las aportaciones que hizo Schafer en su trabajo en Lucas Arts. Un trabajo caracterizado por un sentido del humor muy particular.

 

Sobre todo, sentido del humor

Cuando nos paramos a analizar un poco la carrera de cualquier creativo de videojuegos siempre buscamos cuáles son las claves para entender y reconocer sus juegos: sus rasgos en común, la huella y las señas de identidad que puedan tener como autores de videojuegos. ¿Cuál es de la de Tim Schafer? El humor.

En el mundo, y en los videojuegos en particular, hay mucha gente seria. Personas que intentan transmitir mensajes profundos o ideas complicadas a través del drama o la acción. Sin embargo, Tim Schafer hace lo mismo, pero a través de un sentido del humor sarcástico, inteligente y, sobre todo, ácido.

 

Tim Schafer y LucasArts

Los responsables de contratar a Tim Schafer hicieron que este pudiese brillar y demostrar al mundo su talento. Un desarrollador que se ha terminado por convertir en toda una personalidad, un icono dentro de la industria de los videojuegos. Vamos a hacer un breve repaso por los juegos más importantes de la carrera de Schafer en su paso por Lucas Arts.

 

Saga Monkey Island

Seguro que muchos recuerdan con cariño a Guybrush Threepwood, el aspirante a pirata protagonista de los juegos de la saga Monkey Island. Si no fuera por Tim Schafer, esta franquicia no sería ni significaría lo mismo.

El responsable de Monkey Island era Ron Gilbert, pero fue Schafer con la ayuda de Dave Grossman quien convenció a Gilbert para darle un toque cómico a la aventura de Guybrush. ¿Cómo lo hizo? Presentando un cómico guion que le daba una vuelta al planteamiento original del juego.

 

Full Throttle

Poco a poco, Schafer fue ganándose un nombre dentro de la industria y dentro de Lucas Arts, pasando de colaborar en Day of the Tentacle a dirigir su primer juego: Full Throttle. Se trata de una aventura gráfica motera que no tuvo una gran influencia en el género pero que, con el paso de los años se ha convertido en una obra de culto entre los aficionados a los videojuegos. En ella, Schafer da muestra de su sentido del humor socarrón y ácido que hace las delicias de los fans.

 

Grim Fandango

Grim Fandango (1998) es, con toda seguridad, el juego más importante de Tim Schafer y una de las aventuras gráficas más influyentes de los 90. Se trata de uno de los primeros juegos del género que dio el salto al 3D. Una divertida aventura gráfica en donde se combina una estética con influencias mexicanas y su visión de la muerte con el humor y los diálogos tan propios de Schafer.

Si eres aficionado a las aventuras gráficas, esta es una de las imprescindibles.

De Lucas Arts a Double Fine

La ambición de Tim Schafer fue a más y tras ganar varios premios con Grim Fandango, decidió fundar su propio estudio de videojuegos: Double Fine. Una nueva etapa en la que tomarse un momento para reflexionar y empezar de nuevo con todo lo aprendido en Lucas Arts.

Double Fine tardó ni más ni menos que cinco años en lanzar su primer juego. En su nueva empresa, Schafer ha ido espaciando cada vez más sus proyectos, pero, desde luego, su calidad, no se ha visto resentida. Vamos a ver algunos de ellos.

 

Psyconauts

Psyconauts (2005) no brilló en ventas, pero dejó un grato sabor de boca a todos los que lo han jugado. A día de hoy se trata de un juego casi de culto y uno de los mejores que ha diseñado Tim Schafer. Psyconauts se ganó su hueco en el corazón de los aficionados a las aventuras gracias a su mundo surrealista y al ya clásico sentido del humor del diseñador americano.

 

Broken Age

Con una campaña de financiación a través de Kickstarter, llegó Broken Age (2014). Todo se inició con una campaña que pretendía recaudar 400.000 dólares y que acabó consiguiendo más de 3,2 millones.

Como consecuencia, el diseño de Broken Age acabó siendo más ambicioso de lo esperado, lo que llevó a que se necesitase una segunda financiación. Pese al enfado lógico de los mecenas, el juego fue un éxito y se ha convertido en una de las aventuras gráficas más importantes de los últimos años.

 

Sigue los pasos de Tim Schafer y conviértete en diseñador de videojuegos

Como has podido ver, Tim Schafer ha tenido una carrera brillante en la industria de los videojuegos. Con altibajos, pero se trata, con sus muecas y sentido del humor, uno de los grandes diseñadores de videojuegos de la historia. Un prestigio que se ha ganado y que le acompañará en sus futuros proyectos.

¿Quieres seguir sus pasos? Pues vas a necesitar contar con la mejor formación. Con nuestro curso de diseño de videojuegos, accederás a una preparación de calidad y garantías. Con ella podrás dar tus primeros pasos en la industria de los videojuegos y, ¿quién sabe? Ser el próximo Tim Schafer.

¡Reserva tu plaza y matricúlate ya!

Solicita información gratuita.
Tokio. New Technology School
Recibe más información
Obtener toda la información
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en