Descubre todos los tipos de inteligencia artificial

Programación

Redacción Tokio | 03/10/2020

¿Sabes cuántos tipos de inteligencia artificial existen? No decimos nada nuevo si mencionamos que la inteligencia artificial ya no es cosa del futuro o de la ciencia ficción, eso está claro. A día de hoy, ya son muy diversas las aplicaciones de la IA y son cada vez más los desarrolladores que se interesan por este ámbito con el fin de acercarnos a la tecnología del futuro.

La inteligencia artificial nos ha permitido crear desde súper computadoras capaces de jugar al ajedrez y ganar al mismísimo Garri Kaspárov o asistentes virtuales capaces de reconocer a los visitantes que llegan a nuestro hogar o poner música si se lo pedimos.

Existen varios tipos de inteligencia artificial que debes conocer y cuya aplicación está ya cambiando el rumbo de muchas tecnologías. Si además estás especialmente interesado en este campo y te gustaría formarte para trabajar en él de forma profesional, estás en el lugar correcto.

En nuestra escuela ofrecemos el curso de especialización en inteligencia artificial perfecto con el que aprender a programar en Python para crear sistemas de IA, que además te abrirá las puertas del mercado laboral gracias a poder realizar prácticas en empresas reales. ¿Te atreves?

Pero antes de nada queremos contarte qué tipos de inteligencia artificial existen para que conozcas por dónde se están moviendo en la actualidad todas las investigaciones llevadas a cabo por los programadores especialistas en este área.

¿Quizá tu próximo proyecto como desarrollador está enmarcado en alguno de estos tipos de inteligencia artificial? ¡Descúbrelo!

 

Máquinas reactivas

El primero de los tipos de inteligencia artificial de los que queremos hablarte corresponde a las máquinas reactivas. Es posiblemente el tipo más sencillo o básico, pero no por ello deja de ser importante. De hecho, fue uno de los primeros en desarrollarse.

Para poder llegar a otros tipos de inteligencia artificial, hubo que empezar por el principio y éste lo marcaron los sistemas de IA puramente reactivos, es decir, que identifican situaciones o elementos actuales y reaccionan eligiendo determinados estados o acciones en función sólo de lo que perciben en el momento.

Por así decirlo, no tienen la capacidad de formar recuerdos ni utilizar los recursos que podrían aportarles las experiencias pasadas, como sucede en el caso de los humanos. Sencillamente, reaccionan en el presente a eventos del presente.

Esto no les quita mérito, ya su aplicación es muy útil para muchos campos y conforman uno de los tipos de inteligencia artificial más utilizados, porque son perfectos para llevar a cabo una elección adecuada de entre un sinfín de posibilidades, en función de la situación que se les presenta inmediatamente.

De todos los tipos de inteligencia artificial, este es el que plantea más limitaciones, como por ejemplo el hecho de que son sistemas que sólo pueden llevar a cabo las tareas para las que fueron creadas. Por así decir, no aprenden a realizar otro tipo de tareas utilizando los recursos con los que ya cuentan.

¿Un ejemplo de esta tecnología? Lo mencionamos al principio de nuestro artículo: Deep Blue. Se trataba de una súper computadora creada para identificar las piezas de ajedrez en un tablero, realizar predicciones sobre posibles movimientos de los contrincantes y elegir las mejores alternativas de jugada como respuesta.

De hecho, como mencionamos, ganó una partida a uno de los más grandes jugadores de ajedrez de la historia, Garri Kaspárov.

¿Su limitación? Que no podía emplear sus conocimientos para aprender a jugar a otra cosa, como podrían ser las damas, un juego más sencillo que el ajedrez y que utiliza el mismo tablero.

 

Máquinas con memoria limitada

De entre todos los tipos de inteligencia artificial, otro al que debemos hacer mención es el de las máquinas que cuentan con memoria, pero de manera limitada. Se trata de sistemas que pueden “echar la vista atrás al pasado”, si bien la información que toman de él es sólo transitoria, ya que no se almacena como parte de un conjunto de experiencias que les sirvan para aprender a manejar nuevos eventos y situaciones.

Un ejemplo de estos tipos de inteligencia artificial con memoria limitada es el de los vehículos autónomos.

Son coches a los que se les incluye información sobre el entorno como la ubicación de señales de tráfico, los semáforos o las curvas en un determinado trayecto y que pueden monitorear la velocidad y dirección en un determinado periodo de tiempo.

Sin embargo, no tienen la capacidad de recoger los datos e información que le brindan otros vehículos o eventos en carretera como parte de su experiencia para poder utilizarla en futuros trayectos.

¿Cómo se podría entonces dotar a estos sistemas de una memoria que funcione como la del ser humano para, basándose en determinadas experiencias, aprender a adaptarse o responder a nuevas situaciones? ¡Sigue leyendo!

 

Máquinas con memoria limitada

La principal característica que diferencia máquinas y seres vivos es nuestra capacidad de tener pensamientos y emociones que afectan de manera directa sobre nuestro comportamiento. El estudio de esta característica se denomina Teoría de la mente en Psicología y es la clave del futuro de la inteligencia artificial.

El desarrollo de esta capacidad en máquinas es el objetivo principal de muchos estudiosos, investigadores y desarrolladores, que tienen en el punto de mira lograr que las máquinas no sólo puedan formar representaciones sobre el mundo sino también sobre otros agentes.

La idea es dotar a las máquinas de la comprensión de que otras entidades pueden actuar de determinada forma en base a su forma de pensar y a lo que sienten. Esto es algo clave para la interacción social en los humanos, así que el futuro de la Inteligencia Artificial pasa por lograr emular esta interacción en las máquinas.

¿Te imaginas a las máquinas conviviendo entre nosotros, con plena comprensión de cómo pensamos y sentimos y con capacidad para actuar en consecuencia?

 

Máquinas con autoconciencia

El último de los tipos de inteligencia artificial se corresponde con el que podría ser el último peldaño de la escalera hacia un futuro en el que las máquinas son lo más parecidas posible a los seres humanos.

Si en el anterior tipo se entendía que las máquinas deberían poder comprender los pensamientos y sentimientos de otros entes, en este caso de lo que se trata es de lograr que además puedan formar representaciones sobre sí mismas.

En resumidas cuentas, la idea es que las máquinas comprendan la conciencia del resto de objetos, personas y animales que les rodean sino que además deberán tener la suya propia. El futuro, seguramente no muy lejano, de la inteligencia artificial pasa por crear sistemas conscientes de sí mismos, capaces de conocer y reconocer sus propios estados internos, entender los de otros y actuar en consecuencia.

Para poder lograr esto es necesario tener conocimientos no sólo de computación y tecnología, sino que es vital entender el funcionamiento de la conciencia del ser humano, ya que en el fondo es el espejo en el que deberán mirarse las máquinas del futuro para crearla suya propia. ¿Crees que lo lograremos?

 

¿Quieres programar para IA?

Como ves, son muchos los desafíos que presenta este ámbito de estudio y desarrollo y, aunque queda mucho por hacer, seguramente no estemos lejos de estos últimos tipos de inteligencia artificial.

Si te entusiasma este tipo de tecnologías y te encantaría adquirir conocimientos con los que poder llevar a cabo tus propias investigaciones y proyectos o trabajar para los retos que se plantean en las corporaciones dedicadas a este sector, no deberías perder ni un segundo más.

Ponerte manos a la obra y aprender sobre las tecnologías que moverán las máquinas del futuro es muy sencillo a través de nuestro curso de especialización en inteligencia artificial. ¿Te atreves a formarte con los mejores para empezar a escribir tu propio camino dentro del sector?


También te puede interesar...

¿Quieres ser un profesional del futuro?

Contáctanos para obtener información personalizada

Todas las formaciones en nuevas tecnologías en Tokio School incluyen:

Desde 1.800 €

I.V.A. incluido

  • Formación 100% online
  • Más de 150 clases telepresenciales/mes
  • Masterclass complementarias
  • Asesoramiento pedagógico
  • Formación en inglés
  • Prácticas en empresas
  • Tokio Net (alertas de empleo durante 5 años)
  • Y además 2 años para acabar tu formación