Portada » Noticias » Abdón Rodríguez: “No hay suficiente gente formada para cubrir todo el trabajo que hay en el sector tecnológico”
Compartir

Abdón Rodríguez: “No hay suficiente gente formada para cubrir todo el trabajo que hay en el sector tecnológico”

Abdón Rodríguez: “No hay suficiente gente formada para cubrir todo el trabajo que hay en el sector tecnológico”

“Un desarrollador gallego al que le gusta mucho la tecnología y que dedica su trabajo y parte de su tiempo libre a ella”. Así se define Abdón Rodríguez, frontend developer en IBM Research y protagonista de nuestra Tokio Talk.

Su pasión, la tecnología, le permite trabajar para el laboratorio de IBM en Nueva York desde su casa en Vigo. Antes, ya lo había hecho para una startup de San Francisco. Es joven, pero ya sabe lo que es montar una startup y que Google lo haya nombrado como uno de los 400 Developer Expert. También, ha participado en proyectos como Talentum Startups de Telefónica Open Future o Startups Mansion, donde convivió con 30 emprendedores en Brooklyn durante tres meses.

En nuestras Tokio Talks hemos querido conocer más de cerca la trayectoria profesional de Abdón Rodríguez y su visión del sector tecnológico, especialmente en el ámbito web.

La tecnología ha permitido que no hayas tenido que renunciar a tu ciudad y puedas trabajar desde tu casa en Vigo para el laboratorio de IBM en Nueva York, algo que no todos logran. ¿Qué debería hacerse para retener el talento local?

Una de las cosas más importantes es mantener al trabajador feliz, dándole libertades en temas como el horario. Por ejemplo, quizás hoy no he logrado ser productivo más que durante seis horas, pero al día siguiente logro serlo durante nueve. Al final, de nada sirve que tengas a una persona sentada ocho horas en su silla de la oficina si no va a rendir.

Por otro lado, las empresas cada vez se quejan más de la dificultad de encontrar los perfiles que buscan en el sector tecnológico, ¿por qué se da esta situación?

Porque no hay suficiente gente formada para cubrir todo el trabajo que hay que hacer en el sector tecnológico, ya que todo se está informatizando. Da igual el sector en el que te muevas, la tecnología la vas a necesitar. Nosotros mismos cuando tratamos de incorporar gente nueva al equipo no la encontramos. Hace falta más gente formada en tecnología.

¿Cómo de importante es, por tanto, la formación?

El ritmo de la tecnología es muy cambiante por lo que formarse para estar actualizado es algo muy importante. Yo siempre me he formado mucho de manera online y autodidacta, ya que así he podido acceder a otro tipo de información que no me daban en las clases presenciales. Sin duda, también considero que la gente que más se preocupa por formarse suele ser la que mejores puestos y condiciones tiene.

«El ritmo de la tecnología es muy cambiante por lo que formarse para estar actualizado es algo muy importante. Yo siempre me he formado mucho de manera online y autodidacta»

¿En qué animarías a especializarse a los jóvenes o profesionales que deben reinventarse?

Una de las ramas en las que más trabajo hay es la programación web porque su alcance es enorme. Cuando desarrollas bien una aplicación web sabes que funcionará en cualquier plataforma y que su alcance será muy grande. En un sector en el que se necesitan muchos profesionales y a mí, especialmente, las tecnologías web son las que más me gustan. Por eso, siempre animo a la gente a que se introduzca en ellas.

En este sentido, ¿qué tres consejos le darías a alguien que esté pensando en adentrarse en este mundo de la tecnología?

Primero le diría que busque qué es lo que le gusta y que se dedique a ello porque dentro de la tecnología hay muchas ramas y cosas que se pueden hacer. Luego, que trate de estar al día y mantenerse actualizado y, por supuesto, que tenga relación con su comunidad, que no se quede siempre en casa haciendo las cosas él solo. Yo valoro mucho el pertenecer a una comunidad, es algo que tenemos muy sano y valioso.

«Una de las ramas en las que más trabajo hay es la programación web porque su alcance es enorme»

Hablando de comunidades, eres miembro del programa Google Developers Expert y de los Google Developer Group en Vigo, ¿con qué objetivo surgen?

Llevo formando parte desde 2013 de los Google Developer Group (GDG). Empecé asistiendo como oyente y he terminado ayudando a organizarlos e impartiendo ponencias. El objetivo es hacer comunidad y que la gente sienta que no tiene que irse fuera para encontrar gente con la que hablar de lo que le gusta o de lo que está haciendo. Tratamos en el caso de Vigo, que el talento se quede en la ciudad.

Hace casi dos años entré en el programa Google Developers Experts con el que Google trata de reunir a gente que tiene un conocimiento profundo en tecnologías web. Además, nos ponen en contacto con el equipo interno de Google que desarrolla ese tipo tecnologías. En mi caso se trata del equipo de plataforma web y Google Chrome. A medida que presentan novedades nos piden que las probemos antes de sacarlas al público y nos piden consejos. Google se encarga de cubrirnos los gastos cuando vamos a dar charlas, ya que las ponencias las damos sin ánimo de lucro y de manera desinteresada. También, nos convocan a una reunión anual.

A raíz de estos eventos ha surgido Women Techmakers para dar una mayor visibilidad al papel de la mujer en el sector tecnológico, ¿cómo apasionar a las niñas para que sean las profesionales TIC del mañana?

Se están haciendo diversas propuestas y actividades para fomentar la inclusión de la mujer en este sector. En estos eventos las ponentes son todas mujeres con el objetivo de darles visibilidad y de lograr un equilibro. No hay que forzar a nadie a meterse en algo que no quiere, pero si normalizar la situación para que si te gusta este sector te dediques a ello.

«El objetivo de los Google Developer Group (GDG) es hacer comunidad y que la gente sienta que no tiene que irse fuera para encontrar gente con la que hablar de lo que le gusta o de lo que está haciendo»

También, has participado en Talentum Startups de Telefónica Open Future o en Startups Mansión donde conviviste durante tres meses con una treintena de emprendedores españoles en una casa de Brooklyn, ¿qué has aprendido de estas experiencias?

Han sido experiencias muy chulas. A Brooklyn me fui sin conocer a nadie y sin tener un buen nivel de inglés, pero allí descubrí a un montón de gente con la que tenía muchas cosas e intereses en común. A todos nos gustaba arriesgar, teníamos ideas un poco locas y mucha pasión en lo que hacíamos. Por ejemplo, había un médico que, aunque no tenía mucho que ver con la tecnología, estaba apasionado por crear un páncreas artificial con tecnología para tratar de solucionar problemas de diabetes. Hice muy buenas relaciones. De hecho, la empresa en la que comencé a trabajar un año después pertenecía a uno de los chicos que conocí allí.

Ahora, trabajas para el departamento de desarrollo de IBM, ¿qué tipo de proyectos desarrolláis?

En mi equipo el proyecto que más recursos y repercusión está teniendo es IBM Q. Se trata de una iniciativa para ofrecer ordenadores cuánticos universales. Nosotros nos encargamos de ejecutar en los ordenadores las instrucciones que nos solicitan y devolver el resultado. IBM puso el primer chip cuántico que está abierto a todo el mundo, incluso de manera gratuita para que cualquiera pueda probarlo. Ahora hemos empezado a trabajarlo más de cara a las empresas y no solo en investigación, que era donde más se estaba aplicando por el momento.

También estamos trabajando en un proyecto más pequeño de biomedicina que permite monitorizar al paciente una vez que se ha trasladado a casa. Se trata de un pequeño dispositivo que se conecta a diferentes sensores que analizan en tiempo real las constantes del paciente para poder controlarlo. Si algo va mal, se produce una comunicación en tiempo real entre él y su médico.

Hace poco también difundimos otro proyecto que cruza información que está localizada en espacio y tiempo para tratar de sacar conclusiones. Un ejemplo sencillo de entender sería el de consultar cuál era la humedad hace diez años en Valencia y cruzar esos datos con la cantidad de producción de naranjas que hubo en esa misma fecha y zona.

Antes de esto formaste la startup Ameiga y desarrollaste el videojuego War of sides, ¿cómo ha evolucionado este sector desde entonces? ¿Qué nuevas necesidades tiene?

El sector de los videojuegos es muy competitivo porque tiene empresas muy grandes, bien formadas y con muchos recursos. Es también uno de los que más dinero mueve en el ámbito tecnológico.

Ahora se están mezclando tecnologías con localización, realidad virtual o aumentada… Todas ellas están mejorando mucho los videojuegos porque ofrecen una experiencia más rica a la que puede ofrecer uno más clásico.

«El sector de los videojuegos es muy competitivo, pero a la vez uno de los que más dinero mueve en el ámbito tecnológico»

Leíamos en tu cuenta de TW que solo un 10% de la audiencia conoce Lighthouse, ¿podrías explicarnos en qué consiste esta herramienta y descubrirnos alguna otra?

Sí, fue con la audiencia del pasado DevFest Galicia.

Lighthouse es una herramienta de código abierto desarrollada por el equipo de Google Chrome que permite auditar aplicaciones o páginas web. Es decir, le proporcionas la URL donde quieres que realice la auditoría y empieza de manera automática a ejecutar una serie de pruebas para generar un informe sobre su rendimiento. En base a ello te da consejos para mejorar o solucionar los problemas que haya encontrado.

En 2018 creo que toda la tecnología de las Progressive Apps y los Web Components van a pisar muy fuerte. Tienen mucho potencial por delante.

A tu edad ya has montado una startup, teletrabajas e impartes conferencias a futuros profesionales del sector. En base a tu experiencia ¿hacia dónde evolucionará el sector tecnológico?

Se seguirán automatizando muchas cosas. Al final cuando desarrollamos tratamos de automatizar procesos para que como humanos tengamos que “trabajar” menos y sean las máquinas las que trabajen para nosotros.

Cada vez surge más trabajo en las tecnologías sobre machine learning e inteligencia artificial. En computación cuántica también queda mucho por hacer. Nosotros estamos ahora mismo trabajando en un proyecto de este tipo y vemos como se necesitan, por ejemplo, muchos más desarrolladores. Es un ámbito muy nuevo en el que se están todavía investigando muchas cosas.

«Toda la tecnología de las Progressive Apps y los Web Components van a pisar muy fuerte. Tienen mucho potencial por delante»

Y Abdón, ¿con qué nuevos proyectos afronta el futuro?

Estoy muy interesado en las especificaciones de las tecnologías web. Al final, uno de los valores que más me gustan es que hay un grupo abierto de personas, el World Wide Web Consortium (W3C), que se dedican a estandarizar nuevas cosas para que cuando se implementen en los navegadores todos los tengan de la misma manera. Sigo mucho esos procesos, sobre todo en el ámbito de las Progressive Web Apps. Y creo que en el 2018 van a dar mucho de que hablar porque cubren un gran espectro de las aplicaciones que se desarrollan hoy en día. También lo harán las tecnologías Web Components que tratan de resolver problemas que a día de hoy no están resueltos.

 

Solicita información gratuita.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en