| Back Up Blog |
Tokiers
Contacto
|
Teléfono 918 281 978
|

¿Qué es ipv6?

Redes informáticas

Tokio School | 27/09/2022

Ipv6 es la nueva versión del protocolo de internet que hace posible conectar diferentes dispositivos en internet e identificarlos como dirección unívoca. Viene a sustituir el anterior protocolo ivp4 y cuenta con múltiples novedades y ventajas. Si quieres saber qué es ipv6 no te pierdas este artículo. 

Qué es ipv6 y para qué sirve

IPv6 es el protocolo de Internet versión 6  que permite conectar diversos dispositivos a internet e identificarlos con una dirección única.

Podemos decir también que es la  versión 6 del Protocolo de Internet (Internet Protocol). Es la nueva versión de IP tras ipv4.

Antes de hablar de ipv6, debemos dejar claro qué es una dirección IP y por qué es importante.  Internet Protocol (IP), es el método que se utiliza en Internet para el envío y la recepción de paquetes (los datos que se transmiten en cualquier operación en la red). 

Para realizar el envío de paquetes desde diferentes puntos, cada dispositivo debe tener una dirección IP asignada. Son como el DNI de los dispositivos y únicas por cada interfaz. Permiten que los datos viajen de forma bidireccional y lleguen siempre al dispositivo correcto.

Con el avance y el crecimiento de internet surgen otros protocolos más avanzados como es el caso ipv6. Antes el protocolo dominante era el ipv4 que se usa de forma constante desde el nacimiento de internet

Internet Protocol v4 (ipv4) es el protocolo predominante. Esta versión del protocolo fue el que vio nacer Internet y desde entonces se ha estado utilizando de forma ininterrumpida. Este protocolo tiene un límite de direcciones IP posibles que se están empezando a quedar cortas y a exigir un salto a una nueva versión.

Por ello surge el protocolo de Internet versión 6 o ipv6 (Internet Protocol version 6, en inglés), una versión actualizada del protocolo de Internet. Este protocolo incluye un número de IPs posible mucho mayor, unos 340 sextillones de direcciones de red (IPs) posibles.

El ipv6 comenzó a desarrollarse en el año 1998 y su lanzamiento oficial fue en junio de 2012. Este protocolo tiene mejoras significativas a nivel de eficiencia, rendimiento y seguridad con respecto al anterior protocolo ipv4.

Las direcciones ipv6 son de 128 bits, lo que corresponde a 32 dígitos hexadecimales. Las direcciones ipv6 están compuestas por 8 segmentos de 2 bytes cada uno. A diferencia de las ipv4, la separación de cada 16 bits se realiza con el símbolo de dos puntos (:) en lugar del punto (.) que utilizamos actualmente en ipv4.

Las direcciones ipv4 tenían tan solo 32 bits. Las direcciones ipv6 pueden estar compuestas de dos partes lógicas: un prefijo de 64 bits y un identificador de interfaz de 64 bits.

El protocolo ipv6 nos garantiza que tendremos suficientes direcciones IP  para soportar el crecimiento de los dispositivos conectados en los próximos años. 

 El principal problema de ipv4 era el agotamiento de las direcciones posibles por al crecimiento de Internet y del Internet de las Cosas: Los 4.000 millones de ips que permite ipv4 son insuficientes en un mundo cada vez más conectado y es por eso que surge ipv6 en una versión renovada que permite no solo multiplicar el límite máximo de direcciones, sino que también mejora el cifrado o permite la autoconfiguración.

A finales del año 2020, la adopción mundial del ipv6 era de menos del 30% y en España de menos del 3% del total. La adopción es muy lenta y el proceso es muy largo.

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital cuenta con una web específica, ipv6.mineco.gob.es para resolver todas las dudas sobre este cambio y ofrecer información de actualidad. 

La transición de ipv4 al protocolo ipv6 es bastante sencillo y no exige grandes esfuerzos por parte de los usuarios. Desde el 2011, la mayoría de los sistemas operativos, a partir de Windows XP, tienen soporte de ipv6. Los dispositivos que no tienen IPv6 pueden ser actualizados, y seguramente habrá en breve nuevas versiones de software.

También lo soportan sin problema los navegadores  habituales y debemos destacar que hay un período de adaptación o de cambio desde Ipv4 hasta Ipv6 sin que suponga ningún problema a nivel de usuario. 

Ventajas de usar ipv6

El nuevo protocolo ipv6 presenta una serie de ventajas importantes que vienen a mejorar anteriores protocolos. Te explicamos algunas:

  • Número casi limitado de direcciones IP únicas. El protocolo ipv6 permite que cada dispositivo conectado a internet tenga su propia dirección IP. Ya no se hace necesaria la traducción de direcciones de red o NAT. Con el avance de internet de las cosas esto se convierte en casi un requisito.
  • Autoconfiguración. El ipv6 tiene mejores métodos para la configuración automática, una mejora importante respecto al DHCP usado en ipv4. La autoconfiguración de direcciones es más sencilla, ya que al ser de 128 bits se dividen en 64 bits superiores e inferiores. Los superiores se separan desde el Router y los segundos 64 separados en dirección MAC. Esta autoconfiguración facilita el uso de la red al usuario, que no debe preocuparse por la configuración de red o la dirección IP.
  • Soporte nativo para dispositivos móviles. Ipv6 soporta el protocolo ipv6 móvil lo que permite a dispositivos móviles cambiar de una red a otra y recibir notificaciones en itinerancia sin importar su ubicación física. 
  • Seguridad. Este protocolo puede ser mejorado con Ipsec para gestionar la encriptación y autenticación entre hosts. Ofrece un marco sólido de seguridad de punto a punto en la transferencia de datos. Para beneficiarse de las características de autenticación y encriptación de IPsec, este se debe aplicar de forma activa.
  • Eficiencia. La gestión de paquetes es más eficiente porque simplifica su encabezado. También permite que el enrutamiento sea más jerárquico y eficiente ya que reduce el tamaño de las tablas.

Otras de las ventajas de este protocolo ipv6 es que incluye Pv6 incluye en su estándar un “plug and play” que facilita a los usuarios la conexión a la red. Al conectar la máquina a la misma, se le puede asignar automáticamente una o varias direcciones ipv6. 

Los paquetes tienen una cabecera más simple de una longitud fija, que acelera el procesado por parte del router. Tiene una carga útil de datos superior y un header más sencillo. 

El protocolo ipv6 también permite cambiar el formato de numeración, conservando la misma dirección IP. Esto facilita el cambio entre proveedores de servicio y mejora la capacidad de autenticación y privacidad.

La principal y mejor ventaja es que la industria se asegura de tener suficientes direcciones IP como para poder seguir operando sin problemas durante los próximos años. Las direcciones ipv6 seguirán conviviendo con las ipv4 mientras existan empresas que las revendan.

Cómo formarte para dominar ipv6

Si quieres dominar el protocolo ipv6 has de convertirte en especialista en redes informáticas para conocer a fondo su funcionamiento y particularidades. En este sentido puedes optar por un curso de especialización en CISCO CCNAv7 que te convertirá en un especialista de redes informáticas. 

Se centra en las tecnologías inalámbricas, la seguridad de switches, la seguridad de la red y la automatización de la red. Aprende los conocimientos necesarios para instalar, configurar, operar y solucionar problemas de infraestructuras de red; para el acceso y control de tráfico de internet, seguridad en comunicaciones e infraestructuras.

Si quieres convertirte en técnico de sistemas microinformáticos y redes a distancia tendrás que estudiar el grado medio de formación profesional del mismo nombre. Esta enseñanza te capacitará para realizar trabajos de instalación, configuración y mantenimiento de sistemas microinformáticos, aislados o en red, así como redes locales en pequeños entornos. Podrás dar este soporte informático a empresas de cualquier tamaño y sector productivo que usen sistemas microinformáticos y redes de datos para su gestión. Además, adquirirás nociones básicas de lenguajes de programación. 

Es una formación de 2000 horas de duración, es decir dos cursos, reconocida por el Ministerio de Educación y FP. Entre los contenidos que estudiarás en los diez módulos teóricos del curso están algunos como aplicaciones ofimáticas, sistemas operativos en red, redes locales, seguridad informática o aplicaciones web.

También puedes optar por una formación relacionada con la programación.  Aquí puedes elegir desde programación con java, uno de los lenguajes más usados en todo el mundo que te permitirá obtener la certificación OCP de forma sencilla. Esta formación te permite desarrollar nuevas aplicaciones, crear nuevas soluciones multiplataforma y resolver problemas específicos a través de las creaciones de java.

Puedes optar también por un curso de programación web front-end, con formación en HTML5, CSS3 y JavaScript. Aprenderás a dominar todos estos términos de forma profesional y técnica para poder trabajar en una empresa de desarrollo de software o gestionar una app interna de una gran compañía.

Si lo tuyo son las aplicaciones, un curso de desarrollo de apps para Android te capacitará para crear nuevas apps para este sistema operativo que opera más del 85% de los dispositivos móviles en todo el mundo y más del 90% en España.

Además, puedes aprender a programar aplicaciones con el lenguaje Swift4 y Xcode9 para crear aplicaciones móviles para iOS y MacOS y por último aprender la programación de Phyton y así utilizar la sintaxis de Python para diseñar programas sencillos, trabajar con librerías, realizar conexiones con bases de datos, implementar proyectos… Este lenguaje se emplea en casi todos los sectores

La formación en el área informática pasa también por inteligencia artificial, machine learning, Deep learning, back end etc.

Ahora ya conoces bien qué es protocolo ipv6, las ventajas que ofrece respecto a otros anteriores y por qué es cada vez más necesario. Si deseas formarte en el campo de redes informáticas y ser un experto en el tema puedes contar con Tokio School.

Cubre el formulario y recibe gratis el temario

Especialización en redes CISCO CCNA V7


También te puede interesar...