¿Qué es la publicidad programática?

Marketing Digital

Tokio School | 24/02/2021

En pocas palabras, la publicidad programática es una forma de comprar y optimizar automáticamente campañas digitales, en lugar de comprarlas directamente. Se trata de una estrategia diseñada para reemplazar las negociaciones humanas con aprendizaje automático y optimización de inteligencia artificial con el objetivo es aumentar la eficiencia y la transparencia.

Esto se hace a través de subastas en tiempo real donde los anuncios se compran al mismo tiempo que un visitante carga un sitio web. Entraremos más en profundidad a lo largo del artículo y te ofreceremos las ventajas de la publicidad programática. Una estrategia con muchas posibilidades y tremendamente interesante para expertos en marketing digital.

 

Publicidad programática: definición e historia

La publicidad programática es el uso de técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje automático para comprar publicidad en tiempo real, en lugar de pasar por negociaciones humanas y precios preestablecidos.

En los primeros momentos del marketing digital, los anuncios se comercializaban de la misma manera en la que se compraban espacios publicitarios en revistas, periódicos o televisión. Los vendedores llegaban a acuerdos con los anunciantes para colocar un banner en un sitio web durante un período de tiempo determinado. Esto significaba que siempre se mostraba el mismo banner, sin importar quién visitara el sitio.

El primer servidor de anuncios central, que permitía a los vendedores vender anuncios en varios sitios web, se creó en 1995, lo cual hizo que se pudiesen mostrar anuncios en varios sitios web propiedad de una misma empresa.

Esto, con el paso del tiempo, acabó por cambiar y se crearon servidores en los que vender anuncios de forma centralizada que, más tarde, por exceso de oferta de espacios publicitarios, acabaron derivando en redes publicitarias, unas plataformas que agrupan el espacio publicitario no vendido de varias empresas y lo ponen a disposición de los anunciantes a un precio reducido.

A estas alturas, todo esto se seguía manejando de forma completamente manual, lo que provocaba situaciones como que anuncios enfocados para un público mayor de 50 años, se les mostrase también a personas menores de 25 años. Esto provocó el nacimiento de las ofertas en tiempo real (RTB), la primera instancia real de publicidad programática.

 

¿Qué es RTB?

RTB es una forma de comprar y vender anuncios a través de subastas en tiempo real, lo que significa que las transacciones se realizan en el tiempo que lleva cargar una página web; alrededor de 100 ms.

Esto permite una orientación mejor y más rápida, ya que hace que los anuncios se compren y vendan por caso, lo que significa que solo los visitantes que se encuentran dentro del público objetivo podrán ver ese anuncio en concreto.

 

Tipos de publicidad programática

El RTB solo es un tipo de publicidad programática, y esta estrategia no solo se basa en ello, sino que es un aspecto importante en muchos casos de empleo de este tipo de técnicas. Ahora vamos a ver algunos otros ejemplos de publicidad programática, los tipos de publicidad programática que existen son:

  • Publicidad programática directa: Una forma de comprar una cantidad garantizada de impresiones en sitios específicos. Normalmente se utiliza para grandes formatos «premium», como anuncios emergentes de página completa; y, a menudo, implica un acuerdo de precio fijo en lugar de una subasta.
  • Compra de intercambio privado (PMP): Un mercado solo por invitación al que acuden anunciantes específicos a pujar por un espacio. Por lo general, se lleva a cabo una subasta, pero los términos del trato se negocian previamente, lo que crea un entorno más manual que el RTB normal.

La publicidad programática conecta a las marcas con los usuarios mediante anuncios afines a su público objetivo posicionados en el sitio y momento adecuados. ¿Cómo funciona este tipo de compras automatizadas y posicionamiento de los anuncios? Como te hemos dicho, a través de procesos relacionados con el Big Data, aprendizaje automático e inteligencia artificial.

 

Big Data y publicidad programática

A través de Big Data, la publicidad programática lleva a cabo una segmentación de la audiencia. Mediante algoritmos de aprendizaje automático, toda esta información acumulada se analiza y son las máquinas, los ordenadores los que determinan cuál es la publicidad adecuada para el espacio adecuado en la red.

Este espacio se oferta, como hemos dicho, mediante distintas técnicas, aunque muchas sean por medio de subastas y el anunciante compra y posiciona su marca o producto.

 

Ventajas de la publicidad programática

La publicidad programática ofrece muchos beneficios más allá de tiempos de elaboración de informes mucho más rápidos y la capacidad de analizar datos de forma infinita. Son las ventajas de la publicidad programática lo que incita a los especialistas en marketing y a los anunciantes a comenzar a comprar sus espacios publicitarios online de esta manera.

Vamos a ver las grandes cinco ventajas de la publicidad programática un poco más en profundidad.

 

Mayor transparencia y control

La publicidad programática ofrece una capa de transparencia que los especialistas en marketing y los anunciantes no pueden obtener de la publicidad tradicional.

A través de la publicidad programática, los anunciantes pueden ver exactamente a qué sitios llegan sus anuncios, el tipo de cliente que mira su anuncio y los costes asociados con el anuncio en tiempo real.

 

Medición en tiempo real

La generación de informes y la medición de datos en tiempo real es el sueño de todos los especialistas en marketing y anunciantes. La programática brinda la capacidad de medir exactamente el rendimiento de una creatividad, una campaña o una orientación general tan pronto como se lanza la campaña

A diferencia de la publicidad tradicional, como vallas publicitarias, anuncios impresos, publicidad digital a través de un editor, etc., no es necesario esperar hasta el final de la campaña para obtener resultados.

 

Mayor eficiencia

La eficiencia general de la publicidad digital ha mejorado enormemente con la capacidad de medir cómo se está ejecutando una campaña a lo largo de toda la campaña.

La medición en tiempo real, mencionada anteriormente, permite a los anunciantes la capacidad de realizar un seguimiento de su campaña y realizar ajustes y optimizaciones según sea necesario.

 

Mayor capacidad de focalización

Con la mayor flexibilidad de la publicidad programática, los anunciantes pueden llegar directamente a sus consumidores ideales para cualquier objetivo determinado.

Algunos ejemplos de esta segmentación son la segmentación por IP segmentación por geolocalización, palabra clave contextual o el retargeting.

 

Mayor alcance de la audiencia

En un momento dado, hay una media de 3.500 millones de personas en Internet. Esto supone que nos encontramos con un alcance potencial de millones de personas.

Siempre es mejor limitar el alcance a los consumidores ideales, pero, el alcance potencial se puede rastrear al instante. Tan pronto como se ve un anuncio, los anunciantes pueden ver cuántas impresiones tiene, quién lo vio, o su ubicación, entre otras cosas.

 

¡Trabaja en marketing digital!

El futuro es brillante para la publicidad programática y ahora es un excelente momento para entrar en un sector que presenta una tendencia ascendente. Además, la accesibilidad a este tipo de estrategias nunca ha sido mejor, especialmente para las marcas más pequeñas

Si está emocionado de probar la programática o aprender más sobre todo tipo de estrategias de marketing digital, el máster en Marketing Digital de Tokio es la formación ideal para ti. Con ella te convertirás en el profesional que siempre has querido ser.

¡No esperes más! Rellena el formulario y solicita más información. ¡Mejora tu futuro profesional!

Recibe información gratis sin compromiso

¡Te preparamos!

Marketing Digital


También te puede interesar...