Portada » Noticias » Grandes desarrolladores de videojuegos: Peter Molyneux
Compartir

Grandes desarrolladores de videojuegos: Peter Molyneux

Grandes desarrolladores de videojuegos: Peter Molyneux

Si nada te gustaría más que aprender e iniciar tu carrera en este sector, no te despegues de la pantalla porque hoy queremos que conozcas a uno de los grandes desarrolladores de videojuegos: Peter Molyneux.

Está considerado como el padre de la inteligencia artificial aplicada a los videojuegos así que si estás particularmente interesado en esta tecnología que permite a los usuarios convertirse por un momento en dioses capaces de construir universos y manejarlos a su antojo, no te pierdas nuestro artículo de hoy.

Lograr el éxito de uno de los desarrolladores más importantes del mundo no es tarea fácil, pero estamos convencidos de que tu talento, tus habilidades y con los conocimientos adecuados, nada es imposible. ¿Te gustaría aprender? Tú pon los dos primeros ingredientes y nosotros nos encargamos del resto.

En Tokio School tienes a tu disposición nuestro curso superior de diseño de videojuegos, con el que podrás dar rienda suelta a tu creatividad y desarrollar todo tu potencial como programador de videojuegos y dar el gran salto profesionalizando tu pasión por ellos.

Conocer la historia de Peter Molyneux, considerado uno de los grandes desarrolladores de videojuegos a nivel mundial, te ayudará a visualizar con más claridad cómo funciona este sector y a descubrir si podrías convertir tu pasión por el diseño de videojuegos en tu objetivo a nivel profesional.

Estás a punto de descubrir cómo inició Peter Molyneux su carrera en este mundillo. ¿Sabías que se debió a un golpe de suerte? ¡Te lo contamos!

 

Los inicios de Peter Monlyneux

La trayectoria del británico Peter Molyneux, uno de los grandes desarrolladores de videojuegos del mundo, comenzó en 1984. En aquel año lanzó un simulador de negocios que resultó ser un fracaso absoluto y por ello quizá ni si quiera hubieras oído hablar de él antes. Este juego se llamaba The Entrepreneur, algo así como “El empresario” o “El emprendedor” y, ¿sabes qué? ¡Sólo se vendieron 2 copias!

Trabajó varios años en una empresa que se dedicaba a la comercialización de disquetes (sí, esa cosa pequeña y cuadrada que servía para almacenar información desde el ordenador y cuya capacidad no superaba unos pocos megas).

La monotonía de su trabajo fue la encargada de hacer que Peter se interesase por los videojuegos y su diseño y así encontró la inspiración para crear un juego basado en la gestión de una compañía. The Entrepreneur no tuvo la acogida que Peter esperaba y tras el fracaso estrepitoso del juego, decidió abandonar el mundillo por un tiempo.

Como ves, no todos los comienzos son caminos de rosas y Peter Molyneux lo supo enseguida. De este ejemplo puedes sacar la conclusión de que el éxito no es algo que llegue de forma repentina y a la primera de cambio, sino que todo es siempre cuestión de aprendizaje, constancia, dedicación y sí, a veces también un pequeño toque de suerte, como le sucedió a él.

Junto con Led Edgar, creó una empresa dedicada a la creación de bases de datos y fue allí y casi por error donde obtuvo uno de sus mayores negocios.

 

Un golpe de suerte

Debido a un error por parte de Commodore Internacional, que confundió el nombre de la empresa de Peter Molyneux y Led Edgar con el de otra que se dedicaba al software de red, ambas compañías llegaron a mantener una reunión.

En ella, Commodore les cedía 8 ordenadores Amiga (el sueño de cualquier desarrollador hecho PC por aquel entonces) para crear “un producto”, pero lo que Peter y Led no supieron hasta el final de aquella reunión que lo que realmente quería Commodore era un software de red.

Peter se vio en la disyuntiva de decir la verdad o aprovechar la oportunidad que se le había presentado por error y decidió finalmente aceptar aquella oferta tan tentadora. Taurus, su empresa junto a Edgar, rediseñó el sistema de bases de datos para el Amiga y finalmente, después de deshacer el entuerto, Commodore aceptó el error y lanzó su programa.

Gracias al dinero que ganaron con ello, Peter y Led crearon Bullfrog Productions, una prolífica compañía desde la que darían vida a uno de los videojuegos más impactantes de la historia: Populous. 

 

Populous, uno de los grandes en la historia de los videojuegos

Populous vio la luz en 1989. Sólo 5 años después del estrepitoso fracaso del primer intento de Peter Molyneux de convertirse en un exitoso desarrollador de videojuegos, logró algo increíble. Su juego se lanzó inicialmente para Amiga y Atari ST, pero pronto saltó a otras plataformas como DOS, Macintosh y PC Engine.

Su éxito le valió para ser condecorado con varios premios en los 90 y para hacerse con el título de primer videojuego de simulación en el que el usuario juega a ser Dios, nada menos, y en nuestros días es toda una referencia para muchos desarrolladores de videojuegos inspirados en esta temática.

El juego consistía básicamente en un pueblo dirigido por el usuario, que actúa como un Dios interviniendo en las acciones de la población. El objetivo era conseguir cuantos más adeptos mejor, destruyendo los fieles a otros dioses, algo que se conseguía mediante la construcción de edificios para reclutar aldeanos, algo que se puede ver hoy en día en muchos videojuegos de estrategia en real time, o bien mediante intervenciones divinas desarrollando catástrofes contra los enemigos e infieles.

Populous fue el primero de su género y no sólo eso, sino que fue de los primeros en romper la línea temporal de la historia, de manera que el usuario tiene la capacidad de crear su propia aventura a medida que avanza en el juego. Tuvo tanto éxito que Peter Molyneux terminó lanzando varias expansiones y 2 títulos nuevos: Populous II: Trial of the Olympian Gods y Populous: The Beginning.

Como ves, la historia de Peter Molyneux está llena de altibajos, esfuerzo, mucho empeño y también un golpe de suerte que supo aprovechar y alcanzó las cotas más altas de éxito creando algo nuevo que no se había visto antes.

Su creatividad le llevó a fracasar en sus primeros intentos por convertir su pasión en su modo de vida, pero finalmente logró su objetivo y acabó convirtiéndose en uno de los más grandes desarrolladores de videojuegos de la historia.

Si no quieres dejar todo el trabajo a la suerte y quieres aprender todo lo que hay que saber para iniciarte en este mundo, nada como dedicarle tiempo y añadir conocimientos a tus habilidades innatas.

 

¿Te gustaría aprender y además obtener una titulación que te abra las puertas como desarrollador de videojuegos profesional?

No lo pienses más y echa un vistazo a nuestro curso superior de diseño de videojuegos, ponte manos a la obra y desarrolla todo tu potencial en este sector que cada vez demanda más programadores y diseñadores especialistas.

¿Te echamos una mano para que puedas lograr tu objetivo? No dudes en contactar con nosotros a través de nuestro formulario web y te ayudaremos en todo lo que necesites. Quizá en unos años tú aparezcas en nuestros artículos junto los grandes desarrolladores de videojuegos como Peter Molyneux.

Solicita información gratuita.
Tokio. New Technology School
Recibe más información
Obtener toda la información
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en