Portada » Noticias » Marketing digital: diferencias entre SEO y SEM
Compartir

Marketing digital: diferencias entre SEO y SEM

Marketing digital: diferencias entre SEO y SEM

En el Máster en Marketing Digital de Tokio School se establece la relación entre posicionamiento SEO y campañas SEM.

Efectivamente ambas estrategias de marketing digital pueden ofrecer muchos beneficios cuando se ejecutan de forma coordinada. De hecho, ambas pueden evolucionar según los avances conseguidos en cada una de ellas.

Pero del mismo modo que guardan una relación directa, SEO y SEM también presentan diferencias y es importante conocerlas, para saber cómo y cuándo aprovechar cada modalidad en una estrategia global de Marketing Digital.

Introducción al Marketing Digital

El Marketing Digital es una de las ramas publicitarias con mayor expectativas de futuro y mejor demanda laboral en el presente.

Se trata del conjunto de estrategias que podemos aplicar en Internet, para mejorar la promoción, visibilidad y presencia de nuestros clientes, desde una página web corporativa hasta una marca, un producto en concreto o toda una tienda online.

El Marketing Digital guarda una paradoja importante, que todo estudiante interesado en formarse en este sector debe conocer.

Por un lado se identifica como una especialización del mundo de la Publicidad. Esto se debe a que consiste en el aprovechamiento de recursos publicitarios dirigidos específicamente al entorno online.

No obstante, esto no debe llevar a error. El Marketing Digital engloba un vasto conjunto de conocimientos especializados, que incluso podrían obtenerse de forma independiente entre ellos.

Lo ideal, obviamente, es disponer de una formación completa, como la que ofrece el Máster de Marketing Digital de Tokio School, dado que en ella se puede obtener todo el conocimiento necesario, sobre las diferentes opciones existentes a día de hoy en este campo de la publicidad.

¿Qué es SEO?

Las siglas SEO hacen referencia a Search Engine Optimization. Significa literalmente «Optimización para Buscadores, pero podríamos traducirlo más o menos libremente y al mismo tiempo acertado como «la optimización de una página web para salir en las mejores posiciones posibles de los resultados de búsqueda».

Por tanto, el SEO o Posicionamiento SEO consiste en el conjunto de acciones, que nos permiten mejorar todo lo posible la posición en la que sale nuestra página web (en cualquiera de sus urls) cuando un usuario realiza una búsqueda, por la que aparecemos.

En la práctica el posicionamiento SEO se basa en la aplicación de las reglas mayoritariamente de Google, dado que su utilización por parte de usuarios es cercana al 100% en muchos países, entre ellos España.

Estas reglas afectan a cientos de factores de una página web, que debemos tener presentes a la hora de conseguir la mejor optimización posible, si queremos superar en posiciones a la competencia.

Como características inherentes al SEO, debemos destacar el hecho de que no se paga por salir en los resultados de búsqueda. Si bien se invierte en profesionales con conocimientos especializados en esta rama del Marketing Digital, no importa las veces que salga nuestro site en los resultados de búsqueda, ni las veces que los usuarios accedan a él, porque no se nos va a cobrar por ello.

El Posicionamiento SEO, además, es denominado también orgánico, porque afecta exclusivamente a los resultados naturales del buscador, es decir, aquellos no patrocinados.

Lo cierto es que este concepto antes era mucho más claro, dado que Google en ocasiones solo mostraba resultados orgánicos. Hoy en día, en cambio, estos resultados pueden ocupar una parte mínima de la primera página del buscador.

Junto a ellos tenemos los anuncios relativos a las campañas SEM, así como información corporativa vinculada a Wikipedia o bien al propio sistema de Google Business, un mapa de ubicación también relacionado con Google Maps, información corporativa, así como reseñas de usuarios, imágenes relacionadas y vídeos que pueden ser parte de los resultados de búsqueda. Todo ello en la misma página.

¿Qué es SEM?

SEM es el acrónimo que se utiliza en Marketing Digital para la identificación de Search Engine Marketing, que literalmente se traduciría como Marketing para Buscadores.

De nuevo estamos ante una traducción mejorable en concepto. En la práctica consiste en la estrategia de anuncios patrocinados, utilizada por las empresas para salir en posiciones preferentes y destacadas de los resultados de búsqueda.

Todos los buscadores utilizan actualmente este tipo de publicidad como fuente principal de ingresos. En Google se invierte a través de la plataforma Google Ads, donde se elaboran, activan y gestionan las campañas SEM.

Los anuncios patrocinados en Google aparecen en posiciones preferentes respecto a los resultados orgánicos y de forma destacada. Por tanto, aunque consigamos la primera posición en SEO para una palabra clave que busca el usuario, un anuncio SEM podría aparecer por delante. A veces tres anuncios. Incluso en ocasiones hasta cinco.

Esto puede plantear a muchos usuarios la pregunta clave «¿por qué no invertir solo en SEM?» Hay muchas razones para no hacerlo.

En primer lugar, el SEM no es gratuito. No solo hay que costear una campaña contratada a una agencia o profesionales, que tengan conocimientos avanzados en esta especialización del Marketing Digital.

Además, cada vez que un usuario hace clic en nuestros anuncios, supondrá un coste. El objetivo del administrador SEM debe ser que este coste sea el menor posible, sin menoscabo de la mejor posición que pueda obtenerse.

Por este motivo también las estrategias SEO y SEM deben ir unidas. El SEM es inmediato. Bien gestionado puede permitir la primera posición a una empresa desde su misma activación.

Pero un gasto constante de dinero, motiva la preferencia a largo plazo por el SEO, dado que seguiremos consiguiendo numerosas visitas, sin tener que pagar por ello.

Ventajas del Marketing Digital

Con solo unos retazos generales del SEO y del SEM, puede verse que ambas estrategias tienen diferencias, pero igualmente deben estar relacionadas. No obstante, lo más importante es que representan dos apasionantes especialidades del Marketing Digital.

Esta área de publicidad digital tiene muchas más especialidades (redes sociales, analítica web, ASO, reputación online) y todas ellas guardan relación entre sí. Aprovechándolas en conjunto, una empresa puede tener una promoción destacada en Internet y conseguir ambiciosos resultados.

Sin embargo, solo alcanzará sus objetivos trabajando con los mejores profesionales. Como puede adivinarse, la demanda laboral en este campo es muy alta y cada día es mayor ya que la especialización del Marketing Digital sigue creciendo constantemente.

Una formación adecuada de todos los recursos del Marketing Digital puede abrir las puertas de muchas empresas, en varias especializaciones. Es uno de los caminos profesionales que mejores expectativas puede ofrecerte.

Solicita información gratuita.
Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en