| Back Up Blog |
Tokiers
Contacto
|
Teléfono 918 281 978
|

El internet de las cosas: su evolución en los últimos años

Análisis de datos

Tokio School | 19/04/2022

El internet de las cosas (internet of things) es, fundamentalmente, un ecosistema de dispositivos inteligentes conectados entre ellos. Este tipo de conexiones generan datos que pueden tener intereses comerciales o gubernamentales. Hoy, vamos a ver qué es el internet de las cosas y cuál ha sido su evolución e historia.

Y es que, si te interesa el análisis de datos, la computación en la nube o la inteligencia artificial, el Internet de las Cosas está estrechamente relacionado con estas tecnologías. ¿Quieres saber más sobre nuestra formación en Big Data? ¡Empezamos!

 

¿Qué significa Internet de las cosas (IoT)?

Cuando hablamos sobre el Internet de las Cosas (IoT) estamos refiriéndonos al ecosistema de dispositivos que se conectan entre si e intercambian datos en redes cableadas o inalámbricas. Este tipo de dispositivos incluyen smartphones, ordenadores, electrodomésticos inteligentes o cualquier otro con características similares.

Estos dispositivos generan datos de manera constante por su uso y por cómo se usan. Estos datos se comparten en distintos servidores ubicados tanto en la nube como en servidores propios de las empresas responsables, para procesarse y ayudar en la toma de decisiones o diseño de nuevos productos.

Una vez que se configura un ecosistema de IoT, se continúan agregando nuevos dispositivos a medida que se van necesitando.

Un ecosistema de IoT se puede establecer a pequeña escala, por ejemplo, una red local dentro de una empresa determinada o a mayor escala, como, por ejemplo, comunidades cerradas, campus universitarios o ciudades. Esto hace que los dispositivos conectados sean una parte omnipresente en nuestras vidas.

El Internet de las cosas y su evolución han permitido una mayor comprensión y una mejor en distintos tipos de procesos empresariales. Para su funcionamiento, el IoT se puede dividir en tres capas distintas:

  • Capa física. Formada por dispositivos, sensores y controladores. Componen el entorno del IoT. Cualquier aparato inteligente que se pueda conectar a una red cableada o inalámbrica puede formar parte del internet de las cosas.
  • Capa informática. Hace referencia al almacenamiento y al procesamiento de los datos de los dispositivos donde estos se generan. Define las redes y protocolos de comunicación que se usan para la conectividad.
  • Capa de aplicación. Se trata del conjunto de servicios de integrados que se proporcionan a la nube del Internet de las Cosas para obtener información relevante y útil a partir de los datos recopilados.

 

Historia y evolución del Internet de las Cosas

Los primeros conceptos sobre la creación de una red de dispositivos inteligentes se discutieron en 1982, cuando una máquina de Coca-Cola modificada se convirtió en el primer electrodoméstico conectado a Internet. Durante la década de los 90 se publicaron distintos artículos en el ámbito académico y el término Internet de las cosas se hizo popular en 1999.

A partir de ese momento, el concepto de Internet de las cosas y su evolución estuvieron relacionados con la incorporación de sensores y conexiones en cualquier tipo de dispositivo que pudiera admitirlo. Básicamente se trataba de incorporar “inteligencia” en distintos objetos electrónicos que pudieran admitirlo.

El término “IoT” fue popularizado por Kevin Ashton, un profesor británico del MIT.

Fue en el año 2000 cuando LG anunció planes para el desarrollo de un frigorífico que se podía conectar a Internet. Con la entrada del nuevo milenio el término de Internet de las cosas y su evolución estuvieron estrechamente ligadas también a la investigación en el ámbito académico.

Entre 2008 y 2010 la cantidad de dispositivos conectados a la red superó a la población mundial. En este período se estableció que había alrededor de 12.500 millones de dispositivos inteligentes entre smartphones, tabletas, ordenadores y distintos electrodomésticos. Una cifra que casi duplicaba a la población mundial.

Desde 2010 la evolución del Internet de las Cosas ha sido exponencial y se espera que el crecimiento continúe en los próximos años. En este sentido, el último paso en las tecnologías de conectividad para el IoT ha sido el 5G, una conexión inalámbrica significativamente más rápida que sus predecesores.

 

Relación entre IoT y Big Data: la importancia del análisis de datos

El Internet de las Cosas, como hemos visto, ha experimentado un gran y rápido desarrollo en la última década. Esto no habría sido posible sin el desarrollo tecnológico en tres disciplinas distintas, pero relacionadas con el análisis de datos: Cloud Computing, Big Data e Inteligencia Artificial.

Por ejemplo, hay que tener en cuenta que el aumento en la disponibilidad de almacenamiento económico gracias al Cloud Computing, permite que las empresas puedan guardar grandes cantidades datos generados por sistemas IoT.

La interconectividad requiere mejoras significativas en la infraestructura de redes inalámbricas.

A esto, se suma que el análisis mediante Big Data facilita a las compañías la organización y la comprensión de esas grandes cantidades de datos. Por último, la IA y las tecnologías asociadas han permitido que se generen conocimientos y el desarrollo de productos que ayudan a las empresas a crecer.

El Internet de las cosas sigue en una etapa de crecimiento y evolución. Son muchas las formas en las que las empresas pueden generar ingresos y mejorar sus inversiones y procesos. En este contexto, se espera que la interoperabilidad y la interconectividad que proporciona la Industria 4.0 determinen el futuro de las operaciones y los procesos de fabricación.

 

Big Data: ¡forma parte de la revolución de los datos!

Y tú, ¿quieres formar parte de la revolución del análisis masivo de datos? Si tu respuesta es afirmativa, entonces vas a necesitar encontrar la mejor formación posible en Big Data. Con Tokio School esto es posible. ¡Descubre cómo!

Con nuestro curso de Big Data asentarás los principales conocimientos con las herramientas y tecnologías necesarias para el trabajo de los analistas de datos. Te formarás de la mano de profesores expertos y profesionales del Big Data. ¡Aprovecha la oportunidad!

Solicita ahora más información sobre nuestros cursos de análisis de datos y conviértete en una parte de la evolución del internet de las cosas. ¡Te esperamos!

Cubre el formulario y recibe gratis el temario

Big Data


También te puede interesar...