Double dragon: cuando la pelea callejera se hizo videojuego

Videojuegos

Tokio School | 04/08/2022

Para los nacidos en la década de los setenta o principios de los ochenta Double dragon, es un título más que familiar. Por aquel entonces impregnaba las pantallas de las máquinas recreativas y salones de juegos; ofrecía partidas interminables con doble diversión, porque, por primera vez se podía jugar a pares en un videojuego de peleas. En él, todo valía: patadas laterales y voladoras, lanzamiento de barriles… latigazos sin ton ni son… ¡todo!… para conquistar al jugador en una batalla callejera sin fin.

Tal fue su poder de atracción que hoy se ha convertido en un clásico, y para los nostálgicos de la época este juego ocupa los primeros puestos como favorito. 

Si eres de los pocos que todavía no conoce esta joya, no desesperes, en este artículo te mostraremos todo sobre Double Dragon... si es que, con este nombre, quien no se resiste a continuar leyendo. ¡Start Game!

Semilla de Double Dragon

Double Dragon fue lanzado por primera vez para máquinas recreativas en 1987 por Technos Japan Corporation, una empresa dedicada al desarrollo de videojuegos desaparecida a día de hoy. Uno de los presidentes de la compañía japonesa fue el desarrollador de videojuegos Yoshihisa Kishimoto.

 Apodado en ocasiones como Yoshi Kishi, fue en sus orígenes, un delincuente juvenil, algo que no sería un problema para él sino más bien una fuente de inspiración para la creación del juego. Es por ello que Double Dragon se configura como un videojuego del género Beat’em up, peleas entre varios rivales, o también conocido como yo contra el barrio.

En sus comienzos en la compañía, el diseñador destacó principalmente por la creación de dos recreativas: una fue La Renegade y la otra, Double Dragon; ambos arcades servirían de cimiento para el género más gamberro de los videojuegos, el de las peleas callejeras. 

El juego Renegade se llamaba en japonés Nekketsu Kōha Kunio-kun, abreviado “Kunio, el fuerte”, que significaba, el tipo duro. Pues bien, este tipo fuertote era un joven llamado Mr. K, que no le quedaba otra que pelear contra diferentes pandillas callejeras para poder salvar a su novia raptada. 

Este juego fue un precedente de Double Dragon, con el que comparte un cierto parecido en el argumento. Sin embargo, en Renegade el campo de batalla es limitado con únicamente un par de escenarios como: una estación de metro, un parque, un callejón y un estacionamiento, que no avanzan continuamente. 

Kishimoto quiso que Double Dragon ofreciese elementos más familiares y atractivos de cara al ojo occidental. Para ello, tomó la inspiración de las películas Operación Dragón, de Bruce Lee y Mad Max, consiguiendo una estética única en calles y personajes, donde las artes marciales toman especial importancia dentro del modo de juego. 

Algunos videojuegos inspirados en películas clásicas del género “Yo contra el barrio” han nacido de este clásico que ya lleva treinta y cinco años a sus espaldas. A día de hoy, continúa gustando, y en parte su éxito se lo debe a su argumento, pero no solo a eso, sino a muchas cualidades más que lo hicieron único. ¿Quieres conocer qué lo hace tan irresistible? ¡Sigamos con ello! 

Double Dragon: el juego que nunca cans

Empezamos por la trama del juego que se desarrolla en un contexto postapocalíptico tras una guerra nuclear. La violencia impera las calles de América y una de las bandas más violentas que se encara con todo aquel que se le ponga por delante son los Black Warriors

Sin embargo, estos malotes no se saldrán con la suya porque, dos hombretones, los gemelos Billy y Jimmy Lee, expertos en las artes de Sousetsuken —una especie de artes marciales ficticias—, no les tendrán miedo y se enfrentarán a la banda. Ambos conforman un dúo letal, conocido en las calles como los “dragones gemelos”. Efectivamente, ellos son los Double Dragon que dan origen al nombre videojuego. 

Un dato curioso es que originalmente en la versión americana del juego, los dos protagonistas no tenían nombre oficial.  En el flyer del videojuego, se pueden ver los tatuajes de Spike y Hammer que les dieron el apodo a los héroes callejeros en los salones recreativos.

La pegadiza musiquita compuesta por Kazunaka Yamane, es otro de los rasgos encantadores del juego. Puedes escucharla a continuación.

Ahora bien, el juego comienza con el rapto de la novia de Billy, Marian, que es llevada por los Black Warrior a su escondite. El líder de la banda, Willy, lo que desea es conocer los secretos de las artes marciales de los hermanos y hacerse con sus técnicas, por ello captura a Marian como cebo. 

Billy, ayudado de su hermano, irá a rescatarla; pero no se lo pondrán nada fácil, ya que por el camino todo tipo de personajes malencarados le cortarán el paso. Este argumento se usará parcialmente en la versión segunda del videojuego.

Así pues, en Double Dragon veremos diferentes personajes, “muy amistosos” que intentarán machacarte a toda costa con todo tipo de herramientas, entre sus favoritas se encuentran: bates de beisbol, ametralladoras…, puñales, los mismos puños… Pero tranquilo, porque si eres habilidoso, podrás quitarles las armas a tus oponentes, excepto los puños, claro está, y usarlas en su contra.

Toda la acción sucede en un espacio muy enriquecedor y atractivo para el jugador con gráficos muy buenos que se desmarcaban de otros videojuegos de la época. Pero, la mayor novedad fue la opción de poder jugar cooperativamente con otra persona, algo inédito hasta entonces en el género de Yo contra el barrio.

Seguro que en más de una ocasión Yoshi necesito la ayuda de algún compañero de su pandilla para salir airoso en alguna pelea, por ello esta novedosa introducción en el juego. ¿O no?

Yoshi Kishi: el abuelo del Beat’em up

Gracias a su genialidad, el japonés se convirtió muy merecidamente en un referente de la industria del videojuego japonesa. Ha creado nada más y nada menos que más de trescientos cincuenta juegos, algunos de los cuales, como Double Dragon, se encuentran entre los clásicos. Su enorme trayectoria creativa lo sitúa entre los creadores más prolíferos del mundo. ¡No era para menos!

Por cierto, si deseas indagar más en el pasado delincuente de Yoshi, en este maravilloso libro, Yoshihisa Kishimoto. Enter the Double DRagon, que recopila la biografía del diseñador se desvela cómo fue su etapa de pandillero juvenil, y cómo sus variadas peleas por las calles de Japón le sirvieron en cierto de modo para el diseño del juego. A continuación, podemos verlo en una entrevista en la Japan Expo 2012, cuando tenía cincuenta y un años comentando sobre su trabajo. 

Actualmente sigue en activo, y es presidente y director representante de una compañía de juegos llamada Plophet. Si tú, al igual que Yoshi Kishi, disfrutas con los videojuegos, y deseas dedicarte a su diseño, puedes echar un vistazo a nuestro Curso de Diseño de Videojuegos y empezar a crear tu propio universo, ¡no lo demores mucho más!

Continuamos… conocido el diseñador, vayamos a conocer otros datos curiosos del juego en relación al modo de lucha, porque aquí no hay uno ni dos matones, sino muchos.

Un combate contra macarras en escenarios variados

Pese a tener muchas virtudes, Double Dragon contaba con algunos errores en su configuración que nos podía hacer perder alguna que otra vida. Por ejemplo, a veces ocurría que debido a la poca distancia que nos separaba del final de la pantalla, provocase que nos lloviesen golpes de nuevos enemigos sin tan siquiera verlos. Sin embargo, alguna técnica como el codazo hacia atrás podía ser de gran ayuda en situaciones en extremis, que desnivelaba la dificultad del juego. 

También, si al estar jugando te ves en apuros, puedes ahorrar tiempo tirando a algún villano por una cinta trasportadora que aparece en algunos escenarios.  

Y ojo, algunos malhechores, como las domadoras de fieras que llevan un látigo, son muy peligrosas. Así que, si lo ves necesario, recurre a la técnica rápida del súper codazo.

En el juego hay cuatro misiones que se desarrollan en escenarios diferentes: una ciudad, una fábrica, un bosque y la guarida de los Back Warriors. Todo parece transcurrir en una indeterminada ciudad de Estados Unidos, con el skyline de rascacielos al fondo.

Así pues, las tres primeras etapas enlazan a modo de una única área hacia la siguiente fase; sin embargo, la última fase presenta trampas más elaboradas y para acceder se remarca a través de su entrada por una puerta.

Otra particularidad del juego y que fue algo inédito y muy poco habitual para el género de “Yo contra el barrio”, fueron sus dos finales alternativos. Si, por ejemplo, jugaba un solo jugador, el juego terminaba al matar a Willy y liberar a Marian, que en agradecimiento daba un beso al protagonista, ya fuese Billy o Jimmy. 

Sin embargo, si se completaba el juego en modo cooperativo, el título no terminaba al matar al último enemigo, sino que el caprichoso videojuego obligaba a los hermanos a pelear entre sí para ver quien se quedaba vivo y ganaba el beso de Marian. Un poco enrevesado este final, que incitaba a que los gemelos se matasen entre sí, ¿No te parece?

Y, como en este mundo, un vídeo vale más que mil palabras, echa un vistazo a lo que nos cuenta el siguiente youtubero que enseña con humor trucos para no morir rápido y también a cómo hacer frente a los diferentes macarras. ¡Dale al play!

El éxito del videojuego fue tan grande que inundó los salones recreativos de multitud de países. Por ello, se hicieron numerosas conversiones para consolas y ordenadores de la época, así como remakes y relanzamientos posteriores. 

¿Qué paso tras la primera versión de Double Dragon?

No todos los remakes del videojuego tuvieron igual repercusión, por ejemplo, en la versión Double Dragon: The Revenge (1988), el juego incorporaba un argumento más tenebroso puesto que Marian, la damisela en apuros, terminaba siendo asesinada por el líder de los Black Warriors. Este título fue mejorado en los gráficos y presentaba animaciones más fluidas. Sin lugar a duda esta versión y su primogénita, fueron dos grandes éxitos para Tehnos, la compañía japonesa. 

Sin embargo, La tercera versión del juego, Double Dragon 3 (1990), desarrollado por otra compañía, fue todo un fracaso y una decepción para los seguidores del título. A pesar de incorporar la novedad de jugar a cuatro jugadores, la mala jugabilidad y escaso nivel técnico provocaron que esta versión no estuviese a la altura de las dos anteriores.

En la siguientes tablas recogemos algunas de las numerosas versiones del juego. 

Remakes y relanzamientos Año
Double Dragon: The Revenge 1988
Double Dragon 3 1990
Super Double Dragon 1992
Double Dragon Advance para Game Boy Advance 2004
Double Dragon Ex para móviles 2006
Remake en Xbox 360 2007
Versión para NES en la Consola Virtual de Wii 2008
Double Dragon Neon 2013
Double Dragon IV 2017

 

Videojuego Double Dragon (1987)
Conversiones para consolas Conversiones para ordenadores
Atari 2600 Amiga
Atari 7800 Atari ST
Nintendo Entertainment System Amstrand CPC
Sega Master System ZX Spectrum
Game Boy MSX
Mega Drive DOS

 

Cabe destacar que, a pesar de sus numerosas versiones, para los nostálgicos del juego la versión que continúa siendo favorita es la primera. 

Y, para los máximos fans de los gemelos Lee, mencionar que incluso se llegó a hacer ¡una película! ¿Puedes creértelo?  De producción estadounidense fue estrenada en 1994 con no muy buenas críticas; clasificada como “torpe y mal interpretada” presenta un dos con ocho de puntuación en filmaffinity. Sin embargo, puedes coger unas palomitas y echarle un vistazo para valorarla tú mismo/a.

Por último, recordarte que si deseas trabajar con videojuegos, que mejor manera que hacerlo que diseñándolos y conociendo todos los intríngulis de su apasionante universo. Por ello, te recomendamos eches un ojo a nuestro Curso de Diseño de Videojuegos. ¿Quién sabe, quizás seas el/la próximo/a Yoshi Kishi? No esperes más y ¡destapa tu talento!

 


También te puede interesar...