| Back Up Blog |
Tokiers
Contacto
|
Teléfono 918 281 978
|

Dispositivos IoT: qué son, de qué tipos y más

Análisis de datos

Tokio School | 12/09/2022

Cuando hablamos de IoT (Internet of Things) estamos haciendo referencia a miles de millones de dispositivos físicos que están conectados a la red y entre ellos. Estos dispositivos de IoT recopilan y comparten todo tipo de datos e información. Esta información puede resultar útil a nivel empresarial para mejorar los procesos comerciales y productivos. Además, existen herramientas para la gestión de este tipo de dispositivos que lo facilitan.

Así las cosas, especializarse en IoT es una buena manera de lograr una mejora a nivel laboral. En este artículo vamos a ver que son exactamente los dispositivos IoT, como funcionan, que tipos hay y cómo se gestionan desde el ámbito de la empresa. ¡Empezamos!

¿Qué son los dispositivos IoT?

Con la llegada de chips de ordenador cada vez más baratos y el auge de las redes inalámbricas, se puede convertir cualquier cosa en un dispositivo IoT. Este tipo de dispositivos llevan sensores incorporados que agregan un nivel de conectividad e inteligencia digital que les permite comunicarse en tiempo real a través de Internet. Como decíamos, esto hace que puedan recopilar, almacenar y compartir información que se puede usar para mejorar distintos aspectos a nivel empresarial.

Con esto en mente, podemos definir los dispositivos IoT se pueden como dispositivos informáticos que se conectan a redes inalámbricas y tienen la capacidad de transmitir datos. Así, cuando hablamos de IoT, estamos hablando de extender la conectividad de Internet más allá de los dispositivos estándar, como pueden ser ordenadores, portátiles, tablets o móviles, hacia todo tipo de elementos susceptibles de incorporar un chip o sensor inteligente.

Una vez que se integran distintos dispositivos con tecnologías inteligentes con conectividad a Internet, estos pueden comunicarse e interactuar entre ellos. Además, también es posible realizar una monitorización de los mismos y controlarlos de manera totalmente remota. Así las cosas, los dispositivos con estas características pueden tener multitud de aplicaciones en distintos campos, tanto a nivel doméstico como a nivel empresarial.

Dispositivos IoT: ejemplos y aplicaciones

Podemos encontrarnos con distintos ejemplos y aplicaciones de dispositivos IoT en función de dónde se usen. Por una parte, tenemos los de uso doméstico, como pueden ser los televisores inteligentes, los altavoces con asistentes inteligentes o electrodomésticos varios con capacidad para conectarse entre si y a Internet.

Por otro lado, los dispositivos de IoT también se usan en el mundo de la empresa para mejorar la eficiencia, la productividad o la seguridad. Así, nos podemos encontrar con cerraduras inteligentes, termostatos inteligentes, iluminación inteligente y seguridad inteligente, entre otras cosas. Además, en el mundo de la empresa, los dispositivos inteligentes pueden ayudar en otros aspectos como la logística o la automatización de determinados procesos de producción industrial.

El mundo de IoT cada vez es más amplio y son más las aplicaicones que se van implementado, sobre todo, a nivel empresarial. Estas aplicaciones, con el paso del tiempo también encuentran su hueco en nuestros hogares. Así, la evolución de los dispositivos IoT puede llegar a cotas más altas en los próximos años gracias al desarrollo de otros ámbitos como el Big Data y la Inteligencia Artificial.

¿Cómo funcionan los dispositivos IoT?

Los dispositivos IoT varían en lo que se refiere a sus funciones, pero son similares en cuanto a su funcionamiento. En primer lugar, hay que insistir en que se trata de elementos físicos diseñados para interactuar de alguna manera con el mundo real. El dispositivo puede ser un sensor o una cámara de seguridad inteligente, da igual, lo importante es que detecta lo que sucede a nivel físico en su entorno y lo transforma en datos interpretables.

Así, nos encontramos con que todos los dispositivos IoT incluyen una CPU, un adaptador de red y un firmware integrado. Con estos elementos sumados a los sensores que puedan tener, recopila la información, la transforma y la almacena en otros dispositivos o en la nube.

Implementar dispositivos IoT  en las empresas mejora los procesos de producción y distribución comercial

En la mayoría de casos, los dispositivos IoT se conectan a un servidor, adquieren una dirección IP que puedan usar para funcionar en la red. Por otra parte, se puede acceder a algunos de estos dispositivos a través de Internet de forma directa, pero la mayoría de ellos están diseñados y pensados para operar exclusivamente en redes privadas.

En el momento en el que un dispositivo de IoT está configurado y empieza a funcionar, la mayor parte de su tráfico es saliente. Así, por ejemplo, una cámara inteligente, transmite datos de vídeo de la misma manera que un sensor industrial trasmite datos que está diseñado para captar. No obstante, también existen algunos dispositivos IoT que admiten entradas, como, por ejemplo, las luces inteligentes.

¿Qué es la gestión de dispositivos en el Internet de las cosas?

Existen distintos desafíos para las empresas a la hora de operar con dispositivos IoT. Se trata de elementos que tienen numerosas ventajas para la mejora de los procesos, pero también cuentan con algunas desventajas. Así, la administración y gestión de este tipo de dispositivos es fundamental para su correcta implementación e integración dentro de los procesos empresariales.

Así, para organizar el proceso de uso de los dispositivos de IoT hay que tener en cuenta una serie de características a la hora de mejorar la gestión de los mismos:

  • Registro y activación
  • Autenticación/autorización
  • Configuración
  • Aprovisionamiento
  • Supervisión y diagnóstico
  • Solución de problemas
  • Actualizaciones de firmware
  • Protocolos de gestión

Estos servicios de gestión y administración también suelen estar disponibles a través de software de terceros como, Amazon, Microsoft, Google o IBM, entre los más destacados.

¡Fórmate como especialista en Internet de las cosas!

Ahora conoces un poco mejor los tipos y el funcionamiento de los dispositivos IoT. También eres un poco más consciente de la evolución en este tipo de tecnologías y seguro que ves el hueco que hay para poder crecer a nivel profesional. No obstante, para lograrlo, es necesario que te formes y que te especialices en tecnología IoT.

En Tokio School somos especialistas en la formación para nuevas tecnologías. Contamos con un Curso de Especialización en Internet de las Cosas (IoT): gestión de dispositivos con el que podrás profundizar en una de las tendencias con más peso dentro del mundo digital. ¡Aprovecha la oportunidad y fórmate!

Si quieres saber más sobre nuestra formación puedes rellenar el formulario o descargarte el temario del curso. ¡No te quedes con dudas! ¡Te esperamos!

Cubre el formulario y recibe gratis el temario

Internet de las Cosas (IoT): gestión de dispositivos – Especialización Python


También te puede interesar...