| Back Up Blog |
Tokiers

Diseño Responsive: Creando sitios web para todos los dispositivos

Programación

Esteban Canle Fernández | 15/04/2024

La creación de páginas web requiere de conocimientos en muchos aspectos distintos, desde HTML o CSS hasta JavaScript o bases de datos o Java si te interesa trabajar en la parte e backend. Sin embargo, lo que realmente hace atractivo es hacer diseño web responsive para dar a los usuarios una experiencia óptima independientemente de desde que dispositivo se estén conectando a la web.

Conocer herramientas y formas de aplicar este tipo de filosofía de diseño web es fundamental para cualquier profesional front end que se precie. Una profesión cada vez más demandada debido al auge de la digitalización en España. Las empresas necesitan contratar profesionales que creen sitios web atractivos y funcionales para poder seguir atrayendo clientes.

Tú puedes formar parte de esto si te formas, no solo en diseño responsive, sino en Programación web front end (HTML5, CSS3 y JavaScript). Y es que, conocer todo lo que rodea al diseño responsive es esencial para poder trabajar en este sector. De esto es de lo que hablaremos a lo largo del artículo, así que, si te interesa, ¡no te pierdas ni una coma!

Qué es el diseño responsive y por qué es tan importante

El diseño responsable es una técnica para el diseño y desarrollo web cuyo objetivo es crear sitios que se adapten y respondan de manera óptima en diferentes dispositivos y en distintos tipos de pantalla. Esto se debe a que las personas usan Internet desde muchos tipos de dispositivos distintos: smartphones, ordenadores, tablets, etc. Esto lleva a que los profesionales que trabajan en front end deban tener en cuenta las características de los sistemas y también el tamaño de las pantallas que se van a usar.

Así, se trata de crear webs capaces de adaptar a una gran mayoría de formatos para garantizar la mejor experiencia de usuario. No obstante, este no es el único factor por el cual es importante esta filosofía de diseño. Estos son algunas de las claves respecto al diseño responsive:

  • Experiencia de usuario. Es clave el diseño responsable, ya que facilita el acceso a una web concreta que respete el tamaño de nuestro dispositivo y nos facilite la navegación.
  • Accesibilidad. El diseño responsive mejora la accesibilidad en la navegación web ya que también la facilita para que puedan acceder a ella personas con diversas discapacidades.
  • SEO. El SEO es fundamental para poder posicionar una web y no es algo que se centre solo en los contenidos. Así, una página más accesible y con una mejor experiencia de usuario, gana puntos para posicionarse más arriba en las páginas de búsqueda.
  • Costes. Usar esta filosofía de diseño, a la larga, acaba reduciendo los costes de mantenimiento de las páginas web. Es mucho más sencillo crear y mantener un cinco site que tener que hacer cinco versiones distintas de lo mismo.
  • Adaptabilidad. A medida que cambian y evolucionan los dispositivos, mantener este tipo de diseño para que se ajuste a ellos es mucho más sencillo de hacer.

Principios básicos del diseño responsive

Como seguro que has podido deducir, el diseño responsive es esencial para garantizar que una web sea accesible, funcional y atractiva. El panorama de dispositivos y sistemas es muy grande y los desarrolladores tiene que elaborar una serie de prácticas o tener en cuenta determinados aspectos para poder aplicar este tipo de diseño.

Por ejemplo, las imágenes deben adaptarse al tamaño que tengan las distintas pantallas de los diversos dispositivos desde los que acceden a la web los usuarios. Esto hace que sea necesario evitar que se corten o se distorsionen. Para ello, se pueden usar unidades de medida relativas, porcentajes o anchos máximos para asegurarse de que las imágenes se escalan de manera correcta.

Lo más importante al trabajar con diseño responsive es hacer pruebas en distintos dispositivos a medida que se va avanzando en el desarrollo 

También hay que considerar que el contenido de la web debe ser flexible y adaptarse a distintos tamaños, evitando usar diseños rígidos que dificultan la visualización en dispositivos más pequeños. Además, en pantallas que son más pequeñas, también es importante dar prioridad al contenido más relevante y eliminar elementos que nos sean esenciales.

La idea de trabajo con técnicas responsive es hacer pruebas en distintos dispositivos a medida que se va diseñando la web para ver cómo va quedando todo. Para ello existen técnicas y herramientas como la flexbox o los media queries, que permiten a los profesionales definir el ancho en porcentajes o usar reglas de estilo en CSS que permite aplicar un estilo determinado en función de las características del dispositivo en el que se va a ejecutar.

CSS y Flexbox: Herramientas clave para un diseño adaptable

Hemos mencionado flexbox antes, pero ¿qué es esto exactamente? Se trata de un módulo de diseño de CSS que proporciona métodos más eficientes sy predecibles para poder distribuir los elementos de la web y controlar su alineación y orden en un contenedor. Esto permite que se puedan crear diseños mucho más flexibles sin necesidad de recurrir a trucos o diseños flotantes.

Flexbox en CSS permite que se puedan crear diseños complejos con una estructura bastante simple y también reduce la cantidad de código necesaria para lograrlo. Además, permite que se puedan distribuir los elementos en una sola dirección para poder distribuir el espacio adicionar entre los elementos y reorganizarlos en función del espacio del que se disponga en cada pantalla.

Gracias a esto, se pueden distribuir elementos y controlar su alineación y distribución dentro de un contenedor CSS. Así, esta combinación permite crear sitios web que sea adopten y respondan de manera efectiva y eficiente ante distintos dispositivos y tamaños de pantalla.

Media Queries: Ajustando el contenido a diferentes tamaños de pantalla

Los media queries son una característica de CSS que permite que se pueda ajustar el estilo de una web en función de las características del dispositivo en el que se va a reproducir. De esta manera, se pueden definir aspectos como el ancho de la pantalla, su altura, la orientación o la resolución. Esto es importante para el diseño responsive por la flexibilidad que aportan.

El uso de media queries permite que los desarrolladores puedan definir estilos y reglas específicas para distintos tamaños de pantalla. Sin embargo, esto es menos eficiente y predecible que hacerlo mediante Flexbox. Aun así, se trata de un método de trabajo apropiado para crear una experiencia de usuario consistente y de buena calidad en todo tipo de plataformas.

¡Fórmate en Tokio School como desarrollador Frontend!

Ahora ya sabes algo más sobre diseño responsive y como trabajar con HTML, CSS y otras herramientas para poder realizarlo en tus futuros proyectos. Sin embargo, si lo que quieres es profundizar mucho más en esta disciplina, lo mejor es que te formes. Esto es algo que puedes hacer en Tokio School con el curso de Programación web front end (HTML5, CSS3 y JavaScript).

Se trata de una formación hecha a tu medida, para que te puedas preparar a tu ritmo de la mano de los mejores expertos y profesionales del sector. ¡Domina el diseño responsive y mejora tu perfil profesional! Rellena ahora el formulario para resolver todas tus dudas e ¡inicia un nuevo camino en tu carrera profesional! ¡Conviértete en tokier, sé un samurái del código!

 

Recibe información gratis sin compromiso

¡Te preparamos!

Programación web front end (HTML5, CSS3 y JavaScript)

"*" señala los campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

También te puede interesar...