Big Data aplicado al fútbol: ¿cómo se utiliza?

Análisis de datos

Redacción Tokio | 11/04/2022

El Big Data aplicado al fútbol, ayuda a los clubs, a, por ejemplo, fichar mejor. Este es solo un ejemplo de todo el potencial que tiene el análisis Big Data dentro del deporte rey. Son muchos los usos que se dan a las técnicas relacionadas con esta disciplina dentro del ámbito futbolístico.

En este artículo vamos a ver algunas de ellas y a explicar por qué se usa y cómo se usa el Big Data aplicado al fútbol. ¿Te interesa saber más? Toma nota e infórmate sobre todas las ventajas que ofrece esta disciplina para el que probablemente es el deporte más popular del mundo.

 

Big Data aplicado al fútbol: siguiendo el estado físico de los jugadores

Son muchos los cambios que se están produciendo en el fútbol moderno, pero una de las más relevantes es el uso que hacen los especialistas formados en Big Data para mejorar el análisis de determinados aspectos. Uno de ellos es el seguimiento del estado físico de los jugadores.

Hasta hace no demasiado, el seguimiento y acondicionamiento del estado físico de un jugador de fútbol se sustentaba, fundamentalmente, en su percepción, la del cuerpo técnico y en las pruebas médicas que se le realizasen. Todo esto sigue contando, pero ahora se han añadido dispositivos de seguimiento que miden, entre otros, aspectos como:

  • Velocidad
  • Fuerza
  • Frecuencia Cardíaca
  • Nivel de sudoración
  • Movimientos
  • Desgaste físico

Con el seguimiento de determinados parámetros físicos, en entrenamientos y partidos, se puede determinar cuál es el estado físico real de cualquier jugador de fútbol. Este tipo de dispositivos recopilan grandes cantidades de información, que es en lo que se sustenta el Big Data.

Realizar un análisis mediante técnicas de Big Data aplicado al estado físico de los jugadores de fútbol permite, además, que los clubes puedan comparar a unos con otros y con ello, tomar decisiones respecto a quien está mejor para jugar, quien está rindiendo más o quienes están en mejores condiciones físicas.

 

Biga Data para mejorar el desempeño de un jugador y la optimización de la estrategia en los partidos

Por supuesto, el Big Data aplicado al fútbol no solo sirve para evaluar el estado físico de un jugador. A los dispositivos mencionados anteriormente, se le suman otras tecnologías, como cámaras, que permiten obtener una visión general de cómo juega cada futbolista.

¿Qué tipo de datos se pueden extraer de esto? Pues, aparte de ver la velocidad, la fuerza o los tiempos de reacción, los analistas pueden obtener datos interesantes sobre, por ejemplo, en que zonas del campo se producen más carreras o hay un mayor esfuerzo. En general se pueden conseguir datos de todo tipo, que son útiles para el cuerpo técnico de cara a mejorar y corregir errores.

Aprendiendo cómo trabajar con Big Data en el fútbol se puede determinar la causa exacta de por qué un jugador ha bajado su rendimiento.

A partir de ahí, se pueden elaborar mapas individuales o colectivos con los que se pueden tomar decisiones sobre qué jugadores son mejores para un sistema de juego en concreto. Gracias a la recopilación de la información y al trabajo de los analistas se pueden crear informes de gran utilidad para el cuerpo técnico.

Piensa, por ejemplo, en un delantero que está teniendo una mala racha. El Big Data aplicado al fútbol se puede usar para determinar las causas de esa mala racha. De este modo, se puede ver si es que el jugador tire buenos desmarques, pero que no le lleguen pases; o también puede ser que el futbolista no se esté moviendo bien por el campo, que esté cansado, mal físicamente, etc.

 

Estadísticas, preparación y análisis Big Data aplicado al fútbol

Hemos hablado sobre datos físicos, esfuerzo y como el Big Data aplicado al fútbol puede ayudar a medirlo todo para elaborar informes que mejoren el rendimiento general de un equipo. Pero esto no es todo. Las técnicas de análisis de datos masivos también son útiles para extraer estadísticas de los jugadores.

Gracias a la combinación de distintas tecnologías, se pueden recopilar datos en los partidos que permiten que los especialistas hagan un seguimiento de todas las acciones que se realizan en un partido, ya sea un pase con el pie derecho, un remate, un cabezazo, una entrada o en qué dirección se ha movido la pelota, entre otras cosas.

El análisis mediante Big Data favorece la recopilación y el procesamiento de información relevante para los clubes de fútbol.

La combinación de todas estas estadísticas con los datos físicos, de rendimiento y de movimiento, permiten que los analistas y el cuerpo técnico puedan tomar decisiones basadas en datos y con ello, sean capaces de preparar el siguiente partido.

Y es que no solo se trata de extraer datos del propio equipo, el Big Data aplicado al fútbol también sirve para analizar a los rivales y determinar cuáles pueden ser las mejores estrategias de cara a superarlos. En general, las técnicas de análisis de datos permiten que los clubs de fútbol puedan disponer de una mejor preparación general de sus partidos.

 

¿Cómo se usa el Big Data para preparar un partido?

Vamos a ver cómo se usa el Big Data para preparar un partido a través de un ejemplo. Piensa en un equipo cualquiera, tras un análisis básico, simplemente viendo algunos partidos, el cuerpo técnico determina que salen rápido desde atrás y presionan arriba para recuperar en zonas peligrosas.

Con esto en mente, y gracias a técnicas de análisis Big Data, se puede llegar a determinar cómo lo hacen, que tipo de estrategias usan, como se mueven y que cualidades tienen. De esta manera, se puede preparar el partido adaptado a ese rival en concreto para intentar anularlo. Los entrenadores pueden preparar estrategias que ayuden a minimizar el peligro del rival.

La preparación de partidos gracias al Big Data ya es una realidad para algunos de los equipos más punteros de Europa.

Obviamente, no es perfecto y esto no va a hacer que se puede anular por completo a todos los rivales a los que se analiza, ya que tanto los jugadores como los entrenadores rivales también tienen sus propios recursos y muchas veces, el talento, en el fútbol, es impredecible.

Sin embargo, el Big Data aplicado al fútbol se está haciendo cada vez más relevante para analistas, entrenadores y jugadores. Y es que gracias a este tipo de técnicas se pueden preparar mejor tanto partidos como a los jugadores. Esto también ayuda, como decíamos al principio, a hacer un mejor seguimiento de posibles fichajes para un equipo.

 

¿Quieres formarte en análisis de datos?

El Big Data aplicado al fútbol es solo uno de los usos que tiene el análisis de grandes cantidades de información. Hay muchas más salidas y aplicaciones del análisis mediante técnicas de Big Data para los profesionales cualificados y especializados en esta disciplina.

Tú puedes ser uno de ellos. Si te interesa profundizar y formarte en Big Data, en Tokio School contamos con un curso de Big Data con el que podrás hacerlo. Mejora tus posibilidades de encontrar trabajo, ¡especialízate en análisis de datos!

Si quieres saber más sobre nosotros o nuestra formación en Big Data, ¡ponte en contacto! Resolveremos todas tus dudas. ¡Te esperamos!


También te puede interesar...