| Back Up Blog |
Tokiers

Arquitectura Hexagonal Frontend: Optimizando tu Desarrollo Web

Desarrollo WebHTMLJavaProgramación

Esteban Canle Fernández | 20/11/2023

El desarrollo web frontend es un campo en el que cada vez hay más oportunidades de trabajo. No obstante, para acceder a ellas es necesario formarse y mantenerse actualizado en caso de ya estar trabajando como desarrollador. Así, un curso de Programación web front end (HTML5, CSS3 y JavaScript) te capacita para trabajar si no tienes conocimientos o para mejorar lo que ya sabes y mantenerte al día de todo. En este artículo te vamos a hablar sobre la arquitectura hexagonal en desarrollo frontend.

Haremos un repaso por sus principales características, sus beneficios y algunos detalles sobre su implementación. ¿Quieres saber más? ¡Empezamos!

¿Qué es la Arquitectura Hexagonal?

También conocida como arquitectura de puertos y adaptadores, la hexagonal es un enfoque de diseño que busca separar las preocupaciones y facilitar el mantenimiento en la evolución de una aplicación. En el contexto del desarrollo frontend, la arquitectura hexagonal se presenta como una metodología especialmente eficaz para estructurar y organizar el código.

La arquitectura hexagonal en el contexto del desarrollo frontend tiene varias características que la hacen valiosa para el desarrollo de aplicaciones web modernas

Al mismo tiempo, la correcta aplicación de este enfoque de diseño en desarrollo frontend, facilita unos cuantos beneficios significativos. Sus características, que desarrollaremos a lo largo de este artículo, hacen que sea una elección atractiva para el desarrollo frontend. Y es que, este tipo de enfoque facilita la construcción de aplicaciones web sólidas, flexibles y fáciles de mantener.

Beneficios de Adoptar la Arquitectura Hexagonal

Son cada vez más los desarrolladores que adoptan la arquitectura hexagonal para el desarrollo de aplicaciones web. Y es que, los equipos pueden llegar a experimentar una serie de beneficios que van desde la mejora de la eficiencia hasta la propia escalabilidad del desarrollo y de la aplicación. En este sentido, algunas de las ventajas más importantes de este tipo de método de trabajo son:

  • La arquitectura hexagonal hace que sea más sencillo separar las capas de la aplicación. Esto hace que se puedan hacer cambios en una capa sin afectar al resto. Esto hace que haya un código más mantenible y fácil de entender, lo que tiene como consecuencia un mejor mantenimiento de los desarrollos.
  • Este tipo de arquitectura permite cambiar rápido entre distintas interfaces de usuario sin que esto afecte a la lógica de la aplicación. Esto es imprescindible en el desarrollo frontend, donde las tendencias de diseño y las tecnologías cambian con relativa frecuencia.
  • El texto es mucho más sencillo con este tipo de arquitectura. Y es que, este método favorece la escritura de pruebas unitarias y de integración, ya que las capas están desacopladas. Esto acaba por simplificar los procesos de testing y garantiza la calidad del código.
  • Al funcionar por capas y poder hacer cambios en cada una de ellas, es mucho más sencillo escalar la aplicación según las necesidades de cada momento.

La arquitectura hexagonal permite cambios en la interfaz de usuario sin afectar la lógica de negocio

Implementando la Arquitectura Hexagonal en el Frontend

Para entender un poco mejor como llevar la arquitectura hexagonal al desarrollo frontend, es necesario ver cuáles son sus principales capas y componentes.

Capa de Aplicación: El Corazón de la Arquitectura Hexagonal

La capa de aplicación es el centro de la arquitectura hexagonal en frontend. Es donde reside la lógica principal y actúa como núcleo de la aplicación. Esta capa no depende de detalles de implementación externos.

Adaptadores: Conectando tu Frontend con el Mundo Exterior

Los adaptadores son responsables de conectar la aplicación con el mundo exterior, como servicios externos o bases de datos. En frontend, también son los responsables de conectar la aplicación con las interfaces de usuario. Este tipo de elementos hacen que sea más sencilla la comunicación entre las distintas capas y, además, permiten una integración flexible con otras tecnologías.

Interactores: Gestionando la Lógica de Negocio

También conocidos como casos de uso, se trata de un elemento que encapsula la lógica de negocio de la aplicación desarrollada. En el contexto de frontend, los interactores gestionan como interactúa el usuario con la aplicación y coordina la interfaz de usuario y la capa de aplicación.

Desarrollando con Arquitectura Hexagonal: Mejores Prácticas

Vamos a ver ahora algunas de las mejores prácticas para desarrollar con éxito usando como base la arquitectura hexagonal en frontend:

Separación de Preocupaciones: Mantén tu Código Ordenado

El trabajo organizado con la arquitectura hexagonal en frontend hace que se funcione mediante capas. Mantener cada una de estas capas organizada es fundamental. Si te aseguras de cada una de ellas tenga una responsabilidad específica y mantienes un código ordenado, será mucho más fácil hacer cambios y detectar posibles problemas.

Testing: Garantiza la Calidad de tu Aplicación Frontend

Usar un método de trabajo como este ayuda a hacer pruebas, lo que se convierte en una ventaja que ayuda a garantizar la calidad de la aplicación que se está desarrollando. Es necesario hacer pruebas unitarias y de integración. De esta manera, se pueden regular y detectar posibles problemas con mayor rapidez.

Escalabilidad: Preparando tu Aplicación para el Futuro

Al ser modular, la arquitectura hexagonal en frontend nos permite hacer que las aplicaciones sean escalables de manera sencilla. Con este método de trabajo, se pueden diseñar aplicaciones de tal manera que estas pueden crecer fácilmente a medida que se van añadiendo nuevas funcionalidades o la demanda de los usuarios aumenta.

¡Estudia para ser desarrollador frontend!

En conclusión, la adopción de la Arquitectura Hexagonal en el frontend ofrece beneficios significativos en lo que se refiere a mantenimiento, flexibilidad y calidad del código. Entender esto y seguir una buena metodología de trabajo te va a ayudar a optimizar desarrollos de frontend. De esta manera, además, también estarás mejor preparado para los desafíos del desarrollo web moderno.

Si deseas profundizar en tus habilidades como desarrollador frontend y dominar la arquitectura hexagonal, has llegado al lugar indicado. En Tokio School somos especialistas en formación tecnológica y estamos al día de todo lo que se cuece en el desarrollo frontend. Con nuestro curso de Programación web front end (HTML5, CSS3 y JavaScript) te convertirás en un samurai del código y trabajarás en lo que realmente te apasiona.

¡Estudia para ser un desarrollador frontend y lleva tu carrera al siguiente nivel! Rellena nuestro formulario para saber más sobre nosotros y nuestro curso. ¡Te esperamos!

Recibe información gratis sin compromiso

¡Te preparamos!

Programación web front end (HTML5, CSS3 y JavaScript)

"*" señala los campos obligatorios

Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

También te puede interesar...